Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Finalmente el pirata somalí es mayor de edad

Uno de los piratas somalíesCNN+
Se acabó el culebrón, el Pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha determinado que el presunto pirata somalí 'Abdu Willy', detenido tras el secuestro hace un mes del pesquero 'Alakrana', es mayor de edad según los resultados de la última prueba médica a la que se le ha sometido, con lo cual el caso deberá ser instruido por el juez Santiago Pedraz.
De esta forma, la Sala de lo Penal ha acordado que el caso del joven somalí corresponde la jurisdicción ordinaria y no a la de menores, por lo que deberá ser instruido por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 1, Santiago Pedraz.
La forense adscrita a la Sala ha remitido a los magistrados el informe de la radiografía de clavícula practicada al presunto corsario, que fue ordenada por la Audiencia el pasado 28 de octubre al iniciar la primera deliberación sobre la cuestión de competencia que había sido planteada por el juez central de Menores, José Luis de Castro.
De la cárcel al centro de menores
El joven somalí inició el pasado lunes un periplo judicial que le llevó desde la prisión de Alcalá-Meco, donde fue ingresado el pasado 13 de octubre por orden del juez Baltasar Garzón, hasta un centro de detención de menores, en el que pernoctó un día, y un centro de internamiento cerrado, donde ha estado desde la noche del día 28.
El juez Garzón, que sustituía la semana pasada a Pedraz, le acusó de asociación ilícita, 36 delitos de detención ilegal y otro de robo con violencia y uso de armas. El mismo día de su ingreso en prisión, Garzón acordó el traslado del presunto pirata al Hospital de la Paz, donde tras realizarle una oseometría de la muñeca se estableció que tenía 19 años, si bien el magistrado ordenó la realización de análisis más exhaustivos.
Un mes secuestrado
El abatimiento y el cansancio hacen mella en los familiares de los 36 tripulantes del atunero vasco "Alakrana", que este lunes cumple un mes secuestrado por piratas somalíes en aguas del Índico, en medio del más absoluto silencio sobre las gestiones para su liberación.
El pasado 2 de octubre "Alakrana", con base en el municipio vizcaíno de Bermeo, fue secuestrado por piratas somalíes en aguas internacionales del Océano Índico, justo un mes después de que se escapara de otro intento de secuestro.
El secuestro de este pesquero es el segundo de un barco español después del sufrido por el atunero "Playa de Bakio" el 20 de abril de 2008, que concluyó seis días después con la liberación de los ocupantes.
Su tripulación está integrada por 16 marineros españoles (siete vascos y nueve gallegos), dos de Malasia, tres de Senegal, cuatro de Ghana, dos de Costa de Marfil, uno de las Seychelles y ocho de Indonesia.