Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La "inminente" salida a Bolsa de Facebook y Twitter, gancho de una estafa millonaria

Facebook prepara su salida a Bolsa para el 2012.Archivo AP

Hacían creer a posibles inversores que tenía acciones de estas compañías, las cuales se revalorizarían apenas salieran en Bolsa.

La inminente salida a Bolsa de empresas de Internet como Facebook, Twitter o Groupon ha sido la excusa perfecta para que un grupo de estafadores hayan conseguido grandes cantidades de dinero.
Este grupo hacía creer a posibles inversores que tenía en su poder acciones de estas compañías, las cuales se revalorizarían nada más se produjera su salida a Bolsa.
El lanzamiento de la OPI de Facebook o Twitter son dos de los movimientos bursátiles más esperados por los inversores en los últimos meses. Las especulaciones de su salida inminente a Bolsa generan mucha expectación en los mercados para ser el primero en hacerse con acciones de esta compañía.
Por ello, este ha sido el gancho de un grupo de estafadores para conseguir una auténtica fortuna, según publica 'El Mundo'.
Según ha informado la autoridad de los mercados estadounidenses SEC y la fiscalía del Estado de Nueva York, los estafadores crearon una empresa inversora falsa y que consiguió inversores a los que les vendían acciones de estas compañías.
Ellos ponían de excusa el gran valor de poseer títulos de compañías como Facebook, Twitter, Groupon o Zynga ya que su lanzamiento a Bolsa era inminente y nada más salir las acciones se revalorizarían.
El grupo aseguraba que tenía en su poder acciones no solo de la red social Facebook y de Twitter, sino también de la desarrolladora de juegos sociales Zynga y de la página de ofertas Groupon.
Con esta estafa llegaron a recaudar más de 8 millones de euros al poco más de un año.
Las autoridades de Estados Unidos han detenido al máximo responsable de la estafa, que ha sido puesto a disposición judicial.