Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El FMI visitará España para evaluar su política económica

En su último European Regional Economic Outlook, el organismo internacional señala que las cajas "seguirán siendo fuertemente dependientes de la asistencia pública hasta que se complete una adecuada reestructuración, una consolidación y una recapitalización".
El FMI afirma que "significativos segmentos del sector financiero todavía están enfermos", en referencia a las cajas de ahorros españolas. El FMI advierte también sobre la situación del mercado laboral en España y critica su "estructura dual". Además, asegura que las condiciones "desfavorables" permanecerán todavía durante más tiempo.
Por estas razones, asevera que España, junto a Italia, serán dos de las grandes economías de la zona euro que "emergerán más despacio de la recesión". Sobre la situación de Grecia, el Fondo señala que Irlanda, Portugal y España tienen posiciones fiscales más fuertes y mayor credibilidad que el país heleno, pero añade que deberán persistir en sus planes de consolidación.
El Banco de España culpa al gasto por desempleo
El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordónez, ha declarado que el gasto por desempleo, del 3 por ciento del PIB en 2009, es una parte del problema del déficit, y ha asegurado que "una parte importante del espectacular" aumento del déficit está directa o indirectamente relacionado con las tendencias del mercado del trabajo.
Fernández Ordóñéz ha realizado esta consideración durante un seminario sobre experiencias en el mercado laboral, organizado por el Banco de España y el Fondo Monetario Internacional (FMI), en el que ha añadido que "evitar que este aumento del desempleo se convierta en estructural, facilitaría en gran medida el proceso de consolidación presupuestaria". Según ha explicado el gobernador del Banco de España, el gasto en desempleo ha representado en 2009 el 3 por ciento del PIB, por lo que ha insistido en que "es evidente que parte del problema del déficit viene también por el desempleo".
Ha comentado que el paro es un problema "que afecta a todo, al crecimiento, a la productividad y al déficit", y que son cifras "muy importantes" las que se está destinando a esta partida. Así, ha puesto de manifiesto que una política que trate de reducir el paro y aumente el empleo "está favoreciendo de forma más fácil la consolidación fiscal". Al respecto ha insistido en que "la reforma del mercado laboral es la más necesaria de las reformas estructurales", ya que los mercados laborales desempeñan un papel "fundamental" en la buena marcha de la economía, en particular como mecanismo de ajuste ante perturbaciones adversas, además de que su funcionamiento tiene implicaciones para la competitividad y la productividad.
Inyección de confianza
Ha añadido que los mercados de trabajo han sido "fundamentales" en la respuesta de las distintas economías a la crisis y ha aseverado que pueden desempeñar un papel "crucial en la persistencia de los efectos negativos de la crisis a medio y largo plazo". También ha señalado que si durante la crisis las políticas se han concentrado, "con alguna justificación", en medidas con efectos a corto plazo, ahora "ha llegado el momento de trasladar la atención al medio y largo plazo y de comenzar a abordar los problemas estructurales de las economías".
Y es que, para el gobernador del Banco de España estas medidas a largo plazo "pueden proporcionar una inyección de confianza,ingrediente capital para retomar un crecimiento sostenido". Además, ha afirmado que las reformas estructurales "parecen ser la única herramienta de que disponemos para evitar el riesgo de que la crisis cause efectos más permanentes sobre el nivel del PIB y sobre la tasa de crecimiento de la economía". Ha indicado que es "imprescindible" abordar las distintas reformas de forma conjunta, y sobre todo que la del mercado de trabajo vaya acompañada de reformas en los mercados de productos y servicios.
Fernández Ordóñez también ha revelado que hemos sido testigos de una crisis en la que las políticas económicas "han reaccionado de una manera nunca antes vista", ya que se han centrado en contrarrestar a corto plazo una situación económica y financiera "sumamente adversa". Para el Gobernador, las autoridades responsables han aplicado una serie de medidas que tenían como objetivo apoyar los sistemas financieros y además estimular la demanda y ha dicho que existe "un amplio consenso en el sentido de que esta reacción estuvo justificada y que ha desempeñado un papel fundamental para frenar el riesgo de colapso y contener la crisis".
Ahora, una vez se han percibido las bases para una posible recuperación, se ha pasado a debatir las estrategias de salida apropiadas, ha declarado Fernández Ordóñez, quien ha añadido que en cuanto a la política fiscal, "el reto radica en aplicar con éxito medidas de consolidación presupuestaria, lo que exigirá un esfuerzo considerable si se pretende que las finanzas públicas sigan la senda sostenible".