Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Exteriores recorta consulados en Europa para potenciar Iberoamérica y Asia

Exteriores aduce que los consulados de Manchester y Hannover se abrieron en su día para atender a los emigrantes españoles en los años 60 y 70, lo que ya no ocurre hoy en día, han argumentado fuentes de este departamento. Estos dos, se unen al cierre de hace un año del consulado de Nueva Orleans, el primero que España instauró en Estados Unidos.
El compromiso es reubicar a los empleados de ambos consulados y atender la demanda de servicios desde otras oficinas de esos países.
Para Exteriores, es necesario potenciar otras áreas donde los intereses de las empresas españolas han aumentado en los últimos años, como China e India.
En el caso de Iberoamérica, se han reforzado los consulados por las numerosas solicitudes para obtener la nacionalidad española por la vía que permite la Ley de la Memoria Histórica. Para atender a estas prioridades, se han creado consulados generales en Santa Cruz de la Sierra (Bolivia), Cartagena de Indias (Colombia), Guayaquil (Ecuador), Dakar (Senegal), Cantón (China), Bombay (India), San Petersburgo (Rusia) y Argel (Argelia).
También se han elevado de categoría los de Quito, Bogotá y Pekín, y está prevista la apertura de otros como el de Barquisimeto (Venezuela).
PP y sindicatos disconformes
El PP ha presentado una proposición no de ley en el Congreso en la que pide al Gobierno que mantenga abiertos todos los consulados. La diputada del PP Belén do Campo, autora de la moción, cree que el cierre de las oficinas de Manchester y Hannover anticipa el "desmantelamiento" de la red consular, lo que supone un perjuicio para el millón y medio de españoles residentes en el exterior.
Desde UGT, su secretario general de la Federación de Servicios Públicos, Antón Urbieta, ha pedido a Exteriores actuar con "más prudencia" y conviene en la necesidad de no cerrar ninguna oficina. Urbieta ha apuntado que la emigración española está aumentado en la actualidad hacia países como Reino Unido en busca de trabajos en sectores como la enfermería.
La solución para estos dos consulados podría ser dedicarlos a la actividad cultural, económica o científica, según el secretario general de la sección estatal del servicio exterior de CCOO, Juan Antonio Bastán. En el caso de Manchester, sus trabajadores, en una carta abierta, han calificado de "arbitraria" la decisión de cerrar esta oficina, cuando su volumen de trabajo, "superior al del consulado de Edimburgo, justifica su existencia".