Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Explosión de júbilo en Brasil

Todo comenzó este viernes. La multitud brasileña festejó primero la eliminación de Chicago (EE.UU.) y luego de Tokio, pero la alegría se desbordó cuando el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Jacques Rogge, anunció la elección de Río, un sueño para esta ciudad de más de seis millones de habitantes.
Una vez Rogge leyó el nombre de Río de Janeiro, una lluvia de papel picado cayó sobre la multitud que se abrazaba y saltaba llena de júbilo por el honor de organizar los Juegos Olímpicos de 2016.
La votación fue seguida en directo a través de una pantalla gigante instalada sobre una tarima montada sobre la arena de la playa de Copacabana en la que también se presentaron grupos musicales para animar a los presentes.
La fiesta no terminó ahí
Pero eso sólo era el principio, ya que durante la noche miles de brasileños han salido a la calle para celebrar la noticia. Los festejos además prometen extenderse durante todo el fin de semana y es que se trata de los primeros Juegos Olímpicos que se van a celebrar en América del Sur.