Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Experta aconseja a las mujeres acudir a un tricólogo cuando se caigan más de 100 pelos al día y de forma muy localizada

La dermatóloga responsable de la Unidad de Tricología del Hospital Universitario HM Puerta del Sur de Madrid, Claudia Bernárdez, ha aconsejado a las mujeres acudir a un tricólogo cuando se caigan más de 100 pelos al día y de forma muy localiza y abrupta con el objetivo de someterse al tratamiento lo antes posible.
Las personas tienen una media de 100.000 pelos en el cuero cabelludo, los cuales están compuestos por queratinas, proteínas y aminoácidos, si bien no contiene células vivas y son generados por el folículo piloso, una estructura interna muy activa donde están dichas células. Cada pelo pasará por una etapa de crecimiento, que dura entre 2 y 7 años, según la persona, y posteriormente, pasará a una fase de reposo y caída para dar lugar a un nuevo pelo.
"Se considera normal que se caigan alrededor de 100 cabellos al día, pero si la caída es mayor o es muy localizada y abrupta, es recomendable acudir al tricólogo para que estudie el motivo e indique el tratamiento adecuado lo antes posible. El diagnóstico se determina con la observación clínica por parte del experto, pero en algunas ocasiones se puede requerir un análisis de sangre o una biopsia", ha explicado.
Las causas más frecuentes de alopecia femenina son de tipo reversible o no cicatricial, como las caídas estacionales, la calvicie común o alopecia androgenética, y la alopecia areata. En este sentido, la experta ha informado de que la alopecia androgenética afecta, aproximadamente, a un 40 por ciento de las mujeres con más de 50 años, un dato similar al de los hombres.
Para ello hay tratamientos tópicos (que se aplican directamente en la zona), como el minoxidil, o tratamientos sistémicos como el finasteride o dutasteride. Además, hay otros que ayudan a mejorar el aspecto del pelo, como el plasma rico en plaquetas o la mesoterapia, siempre y cuando se usen asociados al tratamiento médico correcto.
CAÍDA DEL PELO ESTACIONAL
En cuanto a la caída del pelo estacional, la dermatóloga ha comentado que se debe a las agresiones que ha sufrido el cabello en verano y a una serie de mecanismos que se desencadenan. "Se podría prevenir esta caída otoñal cuidando el pelo durante los meses estivales, evitando los rayos del sol. De todas formas no hay que alarmarse ya que al cabo de unas semanas dejará de caerse, pero hay que centrar los esfuerzos en que el pelo que sustituye al caído crezca rápido y sano. Para ello tenemos cosmecéuticos y tratamientos tópicos como el minoxidil, pero siempre tienen que ser recomendados por un experto", ha detallado Bernárdez.
Respecto a tomar suplementos vitamínico para evitar la caída del pelo, la doctora ha asegurado que las personas que siguen una dieta sana y variada no suele necesitar complementos vitamínicos, porque no se ha demostrado científicamente que mejoren la alopecia. Ahora bien, sí lo pueden necesitar aquellos pacientes con déficits nutricionales, que estén haciendo una dieta hipocalórica o que sufran anorexia, entre otros.
"Pero el consumo aislado de suplementos vitamínicos no va a ser de ayuda, aunque puede ser un complemento útil al tratamiento médico siempre y cuando esté indicado por el especialista", ha enfatizado.
Finalmente, Bermúdez ha recomendado usar champús de pH neutro que no sean agresivos y no abusar del secador, tenacillas, planchas, tintes y permanentes, porque debilitan el tallo piloso y propician su rotura o un aspecto frágil y apagado. Para evitarlo ha aconsejado usar serums hidratantes y productos protectores del cabello.
"Los cosméticos como el champú, la gomina o la laca no tienen ningún efecto positivo ni negativo sobre la raíz del pelo. Como se aplican externamente, pueden dañar o beneficiar el tallo piloso, pero no el folículo piloso, así que no harán que nos crezca más, ni siquiera los champús anticaída, por lo que no debemos buscar un efecto médico en ellos", ha zanjado.