Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Eurogrupo trabaja para solucionar los "graves problemas" del sector bancario irlandés

El BCE mantiene los tipos de interés en el 1 por ciento, el nivel más bajo de su hirtoriaReuters
La Unión Europea busca una solución bancaria al problema. La Comisión trabaja junto con el Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional y las autoridades irlandesas. El comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha admitido que Irlanda es "el problema más urgente", pero ha destacado que el sector público irlandés está "bien financiado" hasta mediados de 2011. Al mismo tiempo, reconoce, que los problemas reales están en el sector bancario. Rehn ha reclamado a los responsables europeos que "resistan tendencias centrífugas y el alarmismo existencial". "Ahora necesitamos restaura el sentido de la unidad y la determinación y trabajar para garantizar la estabilidad financiera de la eurozona".
Sin embargo, Rehn, ha resaltado que la supervivencia de la eurozona no está en riesgo. El comisario de Asuntos Económicos ha rechazado las palabras del presidente permanente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, en las que avisaba de que la eurozona vive una "crisis existencial". Rompuy ha declarado que "no está en cuestión la supervivencia del euro" sino que se trata de un problema muy grave en el sector bancario de Irlanda. Además ha asegurado que hay que tener la cabeza fría y trabajar con determinación para encontrar soluciones al sector bancario irlandés.
Por su parte, el Presidente del Eurogrupo, ha insistido en que el Gobierno de Dublín está haciendo "todos los esfuerzos necesarios" de consolidación presupuestaria, que a su juicio "va en la buena dirección". Por ello, los socios europeos están dispuestos a prestar asistencia financiera a Irlanda. De momento esperan a ver si Irlanda presenta o no una solicitud. Si lo hace, Europa apoyará al país irlandés.
Por su parte, el ministro de Asuntos Europeos de Irlanda, Dick Roche, ha insistido en que la economía irlandesa no necesita activar "mecanismos de apoyo internacionales" para hacer frente a sus problemas económicos y ha asegurado que no existe "ninguna solicitud" de financiación al FMI o a la Unión Europea. Del mismo modo, el ministro ha señalado que hay un problema con la liquidez de los bancos irlandeses, pero no cree que la respuesta apropiada a este problema sea que los ministros de Economía europeos entren en pánico. Además, Roche ha señalado que los mercados financieros, que han situado la rentabilidad de los bonos irlandeses a diez años por encima del 9% la semana pasada, "no están reaccionado de forma particularmente racional".