Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España va a tramitar la petición de extradición de Cubillas cuando lo haga el juez

Por su parte, la Fiscalía de la Audiencia Nacional ya ha solicitado al juez encargado del asunto, Eloy Velasco, que pida a Venezuela que el Etarra Arturo Cubillas sea extraditado para ser juzgado por los graves actos criminales de los que le acusa España.
El escrito que el alto tribunal ha remitido al titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, el fiscal coordinador en materia de terrorismo, Vicente González Mota, argumenta que la nacionalidad venezolana del reclamado "no es un obstáculo para la concesión de la extradición", ya que según dispone el tratado de 1989 vigente entre los dos países se considera el rechazo de la entrega por este motivo "potestativo y no preceptivo" no existiendo por tanto ningún impedimento para su extradición.
Si el Gobierno de Chávez muestra su oposición a la extradición del jefe de Seguridad del Instituto Nacional de Tierras, en el escrito se ha aclarado que "el Estado requerido (Venezuela) está obligado a cumplir el compromiso de perseguir tan graves actos criminales, tal y como contemplan los artículos 8.1 y 8.2 del citado tratado bilateral". Dichos precepto dejan claro que si en este caso Venezuela no accediese a extraditar a Arturo Cubillas, ha de ser un juez competente el que judicialmente actúe, pero siempre que España lo solicite.
El escrito que la Audiencia ha remitido a González Mota sostiene las causas por las que Cubillas ha de ser extraditado, entre ellas, tenencia de explosivos, colaboración con banda armada, y sostiene que dichas causas son objeto de un posible traslado a España ya que, como se recoge en el informe, "no pueden ser considerados como delitos políticos sino que constituyen actos de terrorismo".
Además, en los folios enviados también se recuerda que sobre Cubillas Fontán pende una orden internacional de detención con fines de extradición desde el 24 de febrero de 2010, cuando el juez Velasco le procesó junto a otros 11 dirigentes de ETA y las FARC en un auto en el que advertía de la "cooperación gubernamental del Gobierno de Venezuela y en la ilícita colaboración entre estos dos grupos terroristas".
Supuesto instructor de etarras
Arturo Cubillas Fontán, además, ha sido señalado por los presuntos miembros del 'comando Imanol' Javier Atristain y Juan Carlos Besance Zugasti, encarcelados el pasado 4 de octubre por el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno, como el etarra que les adiestró en Venezuela en el verano de 2008 en el manejo de explosivos.