Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"España siempre ha sabido superar los momentos de dificultad"

El seleccionador nacional de fútbol, Vicente del Bosque, ha señalado en su discurso al recoger el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes, que el grupo al que dirige tiene "todas las virtudes que un entrenador ha deseado siempre" y ha atribuido la victoria en el Mundial de Sudáfrica a la "humildad" de ese grupo de futbolista "que han hecho de la modestia un arma tan poderosa como su mismo y arrebatador juego".
Del Bosque ha explicado que la selección española es depositaria de unos "valores" que van "más allá de los éxitos puntuales y de su materialidad". Esos valores, tienen un carácter "imperecedero" y un perfil "determinante". Así, se ha referido al "esfuerzo", el "sacrificio", el "talento", la "disciplina", la "solidaridad" y la "modestia", además de la "deportividad" y el "honor". Defendiéndolos alcanzaron la victoria final. "De otro modo no habría sido posible", ha comentado Del Bosque.
Así, considera que el éxito de España en Sudáfrica ha sido el premio a todo ello, pero también el resultado del convencimiento de los jugadores en que lo que hacían "era lo mejor" y a la fe en su "propuesta futbolística".
En su discurso, Del Bosque se ha reconocido como un "beneficiario" de un estatus, con unos "privilegios" y "responsabilidades", dado que hoy el fútbol forma parte de lo cotidiano de la vida. "Abanderamos y articulamos un fenómeno universal de cuya trascendencia no cabe duda y que nos anima a tratar de ser mejores cada día", ha dicho.
Foto con Luis Aragonés
Del Bosque pronunció su discurso después de recibir de manos del Príncipe Felipe el diploma acreditativo del premio. Tocaba entonces hacerse la foto de rigor, junto a los futbolistas. Pero el seleccionador no lo dudó y rompió el protocolo para irse a buscar a su predecesor en el cargo, Luis Aragonés, para que les acompañase en medio de una gran ovación de los asistentes.
También se unió el presidente de la Federación Española de Fútbol, Angel María Villar. Finalmente se hicieron la fotografía juntos, con un Aragonés visiblemente emocionado. Del Bosque ya le había dedicado palabras elogiosas en la rueda de prensa oficial de estos Premios Príncipe de Asturias.