Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España y Estados Unidos se alían por la situación del Sáhara

España y Estados Unidos se alían por la situación del SáharaReuters
La ministra de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Trinidad Jiménez, ha propuesto a su colega estadounidense, Hillary Clinton, "elevar el nivel político" de las reuniones del Grupo de Amigos para el Sáhara que existe en la ONU con el objetivo de que Rabat y el Frente Polisario se sientan realmente "acompañados" en el proceso de negociaciones que mantienen abierto en busca de una solución al contencioso histórico.
Minutos después, Jiménez se ha entrevistado con su colega británico, William Hague, al que le ha trasladado la misma iniciativa. En ambos casos, la respuesta que ha obtenido España es que la idea es "interesante", pero que ambos países deberán estudiarla con más detalle, han informado fuentes gubernamentales. Tanto EEUU como Reino Unido forman parte junto con España, Rusia y Francia del Grupo de Amigos para el Sáhara, que participa en la elaboración de resoluciones sobre la región en el Consejo de Seguridad.
Jiménez ha comparecido en rueda de prensa para dar cuenta de la entrevista bilateral que ha mantenido con Clinton por espacio de 40 minutos -la primera entre ambas desde que Jiménez asumió la jefatura de la diplomacia española-, y que ha tenido lugar durante la 61 cumbre de jefes de Estado y de Gobierno en la que participan en Lisboa.
Las dos han aprovechado su encuentro para abordar un amplio abanico de temas, entre ellos los últimos acontecimientos acaecidos en el Sáhara Occidental, tras el desmantelamiento del campamento de protesta saharaui el pasado día 8 y los disturbios posteriores que se saldaron con al menos 10 policías marroquíes muertos y dos civiles saharauis, según los datos que ha podido confirmar la organización independiente pro derechos humanos Human Rights Watch.
Según Jiménez, Clinton y ella coinciden en que la mejor respuesta a la situación actual en el Sáhara que ambos países podrían ofrecer sería "dar un mayor impulso político" a los intentos de solución del conflicto en el seno de Naciones Unidas y en concreto, "a través del Grupo de Amigos del Sáhara", del que forma parte España junto a cuatro miembros permanentes del Consejo de Seguridad, EEUU, Reino Unido, Francia y Rusia.
La ministra ha precisado que no es intención de los países del Grupo de Amigos sentarse en la mesa de las negociaciones que auspicia la ONU entre Rabat y el Polisario -y en la que sí participan Argelia y Mauritania- porque, ha precisado Jiménez, ni España ni el resto de miembros del grupo son "parte" en el conflicto.
La idea, ha precisado la ministra, es que el grupo "tome conciencia" de la importancia que puede tener para "ayudar a las partes a encontrar una solución". El Grupo de Amigos del Sáhara se viene reuniendo con carácter técnico aunque recientemente y gracias a una mayor implicación de Washington en el conflicto se ha celebrado un encuentro entre directores generales de los Ministerios de Exteriores. La ministra no ha precisado si está pensando en que el grupo se reúna a nivel de ministros o secretarios de Estado.