Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Ertzaintza disueve un homenaje prohibido a la etarra Aranalde

La Ertzaintza disolvió esta pasada madrugada un homenaje, en la localidad guipuzcoana de Ibarra, a la etarra Maite Aranalde, que quedó este jueves en libertad por error tras ser extraditada por Francia y pagar una fianza de 12.000 euros.
Los incidentes han tenido lugar esta pasada madrugada cuando un centenar de personas, entre ellas familiares de la etarra, salieron a la carretera que une Tolosa con Ibarra a recibirla.
La presencia de varias dotaciones de la Policía vasca en el municipio de Ibarra impidió el acto de homenaje, en cumplimiento de la orden del juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno, que se saldó con un detenido, que posteriormente quedó en libertad.
Aranalde llegó a esta carretera en una furgoneta, acompañada por otros dos vehículos, y fue saludando a familiares y amigos que aguardaban a ambos lados de la calzada.
La Audiencia Nacional prohibió el acto
El juez Ismael Moreno prohibió el jueves el acto de bienvenida a Maite Aranalde, extraditada por Francia el pasado martes y que ayer por la tarde quedó en libertad tras abonar una fianza de 12.000 euros.
La terrorista ha sido condenada solamente por un delito de tenencia de explosivos, ya que Francia, en donde ya ha cumplido condena, no ha remitido la información sobre el otro delito que se le adjudicaba.