Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad en Irán

Protestas en TeheránReuters
Cientos de personas se han enfrentado este lunes contra las fuerzas de seguridad en Teherán durante una marcha convocada por la oposición en apoyo a las revueltas en Egipto y Túnez.
La marcha en Teherán era una prueba de fuerza de la oposición, que no se manifestaba desde diciembre de 2009, cuando murieron ocho personas. Los líderes opositores Mirhosein Musavi y Mehdi Karubi pidieron la celebración de protestas tras el apoyo de las autoridades a las revueltas en Egipto y Túnez, aunque el Gobierno rechazó dicha petición.
Sin embargo, la oposición no dudó en convocar a la población. Las autoridades iraníes les advirtieron de que no creasen una "crisis de seguridad", reavivando las protestas tras las elecciones presidenciales de 2009, las peores desde la revolución de 1979.
Cientos de personas marcharon por la calle de Azadi (Libertad) y Enghelab, que forman una amplia avenida hacia la plaza de Azadi, en el centro de Teherán, un punto tradicional para los manifestantes donde destaca un gran arco de mármol blanco.
Los líderes opositores no pueden acudir
Mientras, la página web de Musavi informó de que se había prohibido al líder opositor y a su mujer Zahra Rahnavard unirse a la marcha.
"Mirhosein Musavi y Zahra Rahnavard todavía están intentando abandonar sus casas y unirse a las protestas (...), pero las fuerzas de seguridad se lo impiden. Las fuerzas de seguridad incluso han amenazado a los guardias de Musavi para que ambos no abandonen la casa bajo ninguna circunstancia", explicó la web.
Un muerto y decenas de detenidos
Un manifestante antigubernamental ha sido abatido por las fuerzas de seguridad iraníes durante la manifestación no autorizada en Teherán, según informa la cadena de televisión Al Arabiya.

Las fuerzas de seguridad habían recurrido al uso de gases lacrimógenos para dispersar a los miles de iraníes que se habían echado a las calles en el centro de la capital pese a que las autoridades no habían autorizado la marcha.
Varias decenas de iraníes simpatizantes de la oposición han sido detenidos mientras participaban en la manifestación convocada para apoyar las recientes revueltas populares antigubernamentales de Egipto y Túnez, según ha informado la web de Musavi, 'Kaleme'.