Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Encuentran la cabeza de Enrique IV

Encuentran la cabeza de Enrique IVNoticias Cuatro/CNN+
Los restos del monarca se encuentran en buen estado de conservación. Aún se conservan los restos de una cuchillada que recibió en 1594, de manos de Jean Chatel, que intentó, sin éxito asesinarle. Además presenta un agujero en la oreja, que testimonia que Enrique IV seguía la moda de la corte de entonces de llevar pendientes. Aún quedan restos de pelo y de bigote, Ha sido encontrado con la boca abierta y los ojos semicerrados.
Enrique IV, o el "buen rey", como le llamaban fue enterrado junto al resto de reyes en Francia en la Basílica de Saint Denis, su ataúd fue saqueado por los revolucionarios franceses, donde se le cortaron los brazos y se le decapitó. Más tarde, se le volvió a enterrar allí. Sin embargo, la cabeza había desaparecido.
No obstante, se sabe que ha llegado a dar vueltas por Alemania y Francia, y que recayó en manos de un pintor de Montmatre que la revendió por tres francos. El anticuario jamás consiguió que le creyeran cuando aseguraba, incluso al Louvre, que poseía la verdadera cabeza del monarca.
Enrique IV era también conocido como el "galán verde" debido a su atractivo para las mujeres y dada a su popularidad entre el pueblo. A pesar de esto, el monarca fue asesinado en París a los 57 años el 14 de mayo de 1610 por Francois Ravaillac, un católico fanático.