Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Empieza la 'fase de reconstrucción' en Italia

Los trabajos de reconstrucción empiezan en ItaliaReuters
Pasado una semana desde el terremoto que sacudió Italia, los habitantes de la región del Abruzzo intentan recomponer sus vidas. Pero no lo tienen fácil. Con 294 muertos, más de mil heridos y cerca de 50.000 evacuados es difícil dejar atrás esta tragedia.
Además parece que el tiempo tampoco ayuda. La lluvia, el viento y el frío dificultan las labores de los servicios de Protección Civil, que intentan suministrar a los damnificados estufas y mantas. Ya son 25.000 evacuados los que se han quedado sin casas y viven en los campamentos provisionales. 21.200 afectados están viviendo en hoteles y además numerosas familias buscan refugio en casas de parientes y conocidos.
Pero, mientras la región sigue temblando por numerosas réplicas del terremoto y tras dar por finalizadas las tareas de desescombro para encontrar posibles supervivientes, los servicios de Protección Civil han anunciado el principio de la fase de 'asistencia y reconstrucción'. Y por eso, equipos de técnicos especializados están supervisando todos los edificios para verificar si podrán volver a ser habitados o no.
Cerca de un millar de inspecciones ya han sido realizadas. La mitad de las viviendas han sido declaradas habitables, un 30 por ciento inhabitables y el 20 por ciento restante parcialmente inhabitable.
Investigación por 'desastre culposo'
Una de los aspectos más curiosos de esta tragedia es la cantidad de edificios que se desplomaron o resultaron dañados. El temblor tiró edificios nuevos y antiguos, públicos y privados e incluso construcciones realizadas bajo supuestos criterios antisísmicos.
Ya la semana pasada, el presidente de la República, Giorgio Napolitano, no dudó en pedir "responsabilidades" a quienes podrían haber evitado esta tragedia. También la Fiscalía de L'Aquila ha abierto una investigación contra desconocidos por desastre culposo y homicidio múltiple culposo.
Prosiguen los funerales
Después de la aparición de los últimos cuerpos, los funerales prosiguen en la región. Los dos últimos han tenido lugar en la mañana de este lunes. Además también está prevista la la repatriación de los restos mortales de tres ciudadanos rumanos, miembros de una sola familia.
Durante este pasado domingo se celebraron las exequias de otras cuatro víctimas. Tres de ellas, también pertenecientes a la misma familia.
Pérdidas culturales y artísticas
Además el terremoto también ha ocasionado daños en edificios culturales y artísticos, muy propios de ciudades como las italianas. Por esta razón, equipos especializados están intentando recuperar algunos de estos tesoros, como es el caso de la orfebrería de la catedral de L'Aquila, que ha quedado parcialmente derribada.
Por su parte, Silvio Berlusconi, tiene la intención de pedir ayuda a los países extranjeros para la recuperación del patrimonio artístico dañado. Entre otros monumentos, figura la Fortaleza Española, que fue erigida en tiempos de Carlos V y para cuya reconstrucción el Gobierno español ya se ha mostrado dispuesto a colaborar.