Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Emmanuelle Bercot, única directora en Sección Oficial: "Hay pocas mujeres en los festivales, es un hecho"

Narra la guerra contra las farmacéuticas en el filme 'La fille de Brest', una historia real protagonizada por la danesa Sidse Babett Knudsen "Hay pocas mujeres en los festivales, es un hecho", ha recalcado este viernes la directora francesa Emmanuelle Bercot, responsable de abrir la 64 edición del Festival de San Sebastián con su filme 'La fille de Brest', que se proyecta tras la gala inaugural.
Narra la guerra contra las farmacéuticas en el filme 'La fille de Brest', una historia real protagonizada por la danesa Sidse Babett Knudsen
"Hay pocas mujeres en los festivales, es un hecho", ha recalcado este viernes la directora francesa Emmanuelle Bercot, responsable de abrir la 64 edición del Festival de San Sebastián con su filme 'La fille de Brest', que se proyecta tras la gala inaugural.
Bercot es la única mujer directora que compite en la Sección Oficial del festival, algo de lo que no se siente "orgullosa", tal y como ha señalado en un encuentro con los medios, aunque ha reconocido que en líneas generales la proporción de hombres que dirige es mayor y que el festival tampoco puede tener en cuenta el género de los realizadores.
Esta película, basada en una historia real y dirigida y producida por mujeres, reivindica la hazaña de una heroína: la doctora Irène Fracho, quien destapó la verdad en torno al medicamento Mediator, tal y como relató en el libro 'Mediator 150 mg'.
Según ha relatado su directora, este medicamento afectó en un 80 por ciento a mujeres que querían sentirse "más guapas", algo que la conectó directamente con esta historia, de la que no conocía demasiados detalles.
Bercot ha afirmado que "cualquier hombre con la voluntad y el coraje de llevar adelante una sublevación así" habría sido atractivo, pero las "consecuencias y la popularidad" que tuvo este caso en Francia y la "sensibilidad" de la doctora la convirtieron en "una persona emblemática". "Valía la pena contar historias una heroína que se atrevió a hacer esto, porque hay temas que quedan sepultados por la actualidad y se pierden", ha dicho.
Respecto a las farmacéuticas y su intención de resaltar en esta película el poder que tienen, Bercot ha subrayado que "son muy peligrosas", una opinión que ha mantenido desde siempre, puesto que su padre es cirujano y la conversación acerca de la relevancia de este lobby ha sido siempre algo recurrente en su casa.
LA ESTRELLA DE 'BORGEN'
La actriz que da vida a Irène Fracho es la danesa Sidse Babett Knudsen. En palabras de la directora, se trata de un personaje "muy extremo" y "fantasioso" que no encaja con la "imagen de científica cuadrada", y que psicológicamente está además "muy alejado de la actriz".
Sidse Babett Knudsen llegó a este papel después de que la actriz Catherine Deneuve aconsejara a Bercot acerca de la serie danesa 'Borgen', donde la protagonista de 'La fille de Brest' interpreta a la Primer Ministro del país. "Era un rol excepcional, fantástico. Yo era una comediante y me dejaron liderar el país. Todo lo que he hecho después es por Borgen", ha reconocido la actriz, quien este año también estrena 'Inferno', basada en la novela de Dan Brown, dirigida por Ron Howard y protagonizada por Tom Hanks.
La actriz danesa se ha mostrado sorprendida cuando le han dicho que ella es la actriz predilecta de la Reina Letizia, algo "maravilloso", según ha exclamado. A continuación, ha admitido que le encantaría trabajar con Pedro Almodóvar y que el español es "un idioma buenísimo para la interpretación", aunque ha reconocido que "llega poco cine español" a su país, Dinamarca.
Su papel en 'La fille de Brest' es el de una heroína y, tal y como ha señalado, encaja con la manera en la que ella entiende el cine. "Necesito ser parte de algo que sea esperanzador, no se pueden vender ilusiones que no van a suceder", ha resaltado, al tiempo que reclama no solo un cambio "posible" sino un "guion reivindicativo".