Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Elton John convertirá El diablo viste de Prada en un musical de Broadway

El diablo viste de Prada dará el salto a Broadway. Fox Stage Productions está trabajando un musical basado en la película de 2006 protagonizada por Meryl Streep y Anne Hathaway centrada en el mundo de la moda, y contará con Elton John y Paul Rudnick para componer las canciones de la obra y escribir el guion.
Los productores tuvieron claro desde el principio que querían a Elton John en el musical, según explican en un comunicado recogido por Billboard. "Para llevar El diablo viste de Prada al escenario sabíamos que necesitábamos encontrar artistas tan inimitables como los personajes de la historia", señalan los productores Bob Cohen y Kevin McCollum. "Necesitábamos artistas cuyo trabajo abarcara desde la música y la edición al drama y la moda. Solo pudimos pensar en dos nombres: Elton John y Paul Rudnick", apuntan.
"Reimaginar El diablo viste de Prada para un musical es muy emocionante", asegura el músico. "Soy un gran fan tanto del libro como de la película, y un gran aficionado del mundo de la moda. Estoy impaciente por hincarle mi diente musical a este pedazo de la cultura popular", añade John.
El artista ya ha trabajado en otras adaptaciones musicales, como El rey león o Billy Elliot, representaciones que ganaron el premio Tony a mejor musical. Rudnick también ha escrito varios guiones tanto para obras de teatro como para la gran pantalla, como I Hate Hamlet, Jeffrey o La familia Adams.
La película de El diablo de Prada está basada en la novela de Lauren Weisberger en la que una aspirante a periodista, Andy Sachs (Anne Hathaway) comienza a trabajar en un mundo que desconoce completamente: una revista de moda. Allí tiene que lidiar con el carácter de su jefa, Miranda Priestly (Meryl Streep) y enfrentarse al hecho de que para triunfar no solo se necesita preparación e iniciativa. La cinta se convirtió en un éxito recaudando 326 millones de dólares a nivel mundial.