Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ejecutado en China el británico condenado por tráfico de drogas

El ministerio de Asuntos Exteriores británico ha confirmado la ejecución de Shaikh, sentenciado por tráfico de drogas. Gordon Brown condenó la semana pasada "en los términos más rotundos" la inminente ejecución y desde su Ejecutivo se mantuvieron negociaciones de última hora con representantes de Pekín para evitar su muerte.
Es el primer ciudadano de la Unión Europea ejecutado en el país asiático en 50 años. Su equipo de defensa y su familia aseguraban que sufre un trastorno bipolar y que no sabía lo que estaba haciendo. Además, afirmaron que fue engañado por una banda criminal, que metió la heroína en una maleta que no le pertenecía.
Brown ha declarado sentirse "horrorizado" por la ejecución en China del ciudadano británico. "Condeno la ejecución de Akmal Shaikh en los términos más rotundos", ha afirmado en un comunicado.
"Me siento horrorizado y decepcionado por no haberse atendido nuestra persistente petición de clemencia", ha subrayado el jefe del Gobierno británico.
Brown ha confesado sentirse "particularmente preocupado porque no se efectuó ninguna evaluación de salud mental".
"En estos momentos, nuestros pensamientos están con la familia y amigos del señor Shaikh, y les envío nuestramás sincera condolencia", añadió el primer ministro.