Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU administrará la vacuna contra la gripe A en octubre

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU ha aprobado las solicitudes de cuatro fabricantes de la vacuna de la gripe A y ha garantizado que se administrará de forma gratuita a partir de octubre.
La secretaria de Salud, Kathleen Sebelius, lo anunció durante una sesión en el Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes, en la que concretó que las licencias se han concedido a cuatro de los cinco laboratorios que habían presentado su versión de la vacuna.
El Gobierno de Estados Unidos ha comprado alrededor de 195 millones de dosis de vacuna, de las cuales aproximadamente un tercio estará disponibles al público el próximo mes, según Sebelius.
"Sin coste alguno"
La secretaria confirmó que las vacunas se administrarán en los centros autorizados "sin coste alguno para los estadounidenses", aunque advirtió que los proveedores podrían cobrar una cantidad por imponerla.
Las dosis más tempranas se administrarán a la población considerada de riesgo, que incluye a las mujeres embarazadas, los menores de 24 años, las personas que cuidan de bebés, los trabajadores del sector sanitario, y aquellos con condiciones médicas preexistentes.
En total, estos grupos suman alrededor de 160 millones de personas en el país, lo que agotaría la mayor parte del suministro de vacunas contratado por el Gobierno estadounidense.
La vacuna se administrará o bien mediante una inyección elaborada con el propio virus muerto de H1N1, o con un 'spray' nasal hecho con virus vivo y debilitado, según la secretaria de Salud.
Polémica en el Congreso

Por otra parte, la Cámara de Representantes de EEUU ha aprobado una resolución que condena la conducta del legislador republicano Joe Wilson, que acusó de mentiroso al presidente, Barack Obama, y se ha negado a pedir disculpas ante el Legislativo.
Wilson, republicano por Carolina del Sur, le gritó "¡Usted miente!" a Obama durante su discurso sobre la reforma de salud ante una sesión conjunta del Congreso el miércoles pasado, cuando el mandatario aseguraba que la reforma no cubriría a los inmigrantes indocumentados.
"La Cámara de Representantes desaprueba la conducta del legislador de Carolina del Sur, el señor Wilson, durante la sesión conjunta del Congreso efectuada el 9 de septiembre de 2009", dice el texto de la resolución. La resolución es el castigo más leve que la Cámara Baja pueda dar a uno de sus miembros.