Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Duran no ve "receptividad" para alcanzar un pacto de Estado

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, ha asegurado que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no está teniendo "reflejos" para liderar un pacto de Estado contra la crisis y ha añadido que tampoco encuentra "receptividad" en el líder del PP, Mariano Rajoy, con el que ha mantenido una reunión.
Este encuentro de poco más de media hora, ha tenido lugar en el despacho que Rajoy tiene en la Cámara Baja, poco después de que ambos hayan preguntado a Zapatero por la situación económica durante la sesión de control, la primera de este año.
El portavoz de CiU ha admitido que el pacto de Estado contra la crisis que defiende la federación nacionalista fue "uno de los temas de conversación" con Rajoy, al que ha planteado la necesidad de que sea el presidente del Gobierno quien lidere ese gran acuerdo, que debe incluir también a los agentes sociales y económicos.
"Hasta la fecha no he visto receptividad por parte del presidente del Gobierno, que es quien debe liderar ese pacto de Estado, pero sinceramente tampoco la he visto en el PP", ha declarado Duran.
La crisis, un "instrumento de confrontación"
El portavoz de los nacionalistas catalanes considera que "las posiciones" de PSOE y PP "están muy definidas" y "la crisis como instrumento de confrontación política", algo que, a su entender, ya se ha visualizado en la sesión de control. "Eso es jugar con el pan de la gente y no es lo que en estos momentos necesita nuestra sociedad", ha lamentado.
Al ser preguntado si CiU estaría dispuesto a mediar para llegar a un acercamiento entre PSOE y PP, Duran ha rechazado esa posibilidad y, de hecho, ha recordado que ya lo hizo en su día "con el tema de ETA y el saldo de la mediación fue negativo".