Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidos dos presuntos etarras relacionados con el 'comando' desarticulado la semana pasada

Detenidos dos presuntos etarras relacionados con el 'comando' desarticulado la semana pasadacuatro.com
La Ertzaintza ha detenido, con el apoyo de la Policía Nacional, a dos personas relacionadas con el 'comando' de 'legales' (miembros de la banda no fichados por la Policía) desarticulado la semana pasada por la Policía Autónoma vasca en Vizcaya y Guipúzcoa.
Uno de ellos, Igor Martín Niño, se encontraba en Jaca (Huesca) cuando fue arrestado en un operativo conjunto de la Ertzaintza con la Policía Nacional. La otra detenida, Olaitz Lema Zabala, estaba en Ondarroa (Vizcaya) cuando agentes de la Policía Autónoma Vasca la detuvieron.
Ambos son vecinos de la localidad vizcaína de Ondarroa, al igual que cinco de los siete arrestados a lo largo de la pasada semana, en el marco de esta operación en la que ya se han producido a nueve detenciones. Siete de ellos ya se encuentran en prisión incondicional por orden del juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco.
Realizaban tareas de apoyo
En concreto, a Igor Martín y Olaitz Lema se les acusa de realizar labores de colaboración con este grupo. Encabezados por Ibon Iparraguirre Burgoa (en la fotografía), todos ellos conformaban un 'talde' cuya función era la de prestar apoyo a 'comandos' de ETA de mayor envergadura. Asimismo, se les relaciona a algunos de ellos de manera directa con un atentado con explosivos perpetrado contra maquinaria de las obras del TAV, la voladura de un repetidor en Azpeitia (Guipúzcoa) y un atentado con coche bomba en la comisaría de la Ertzaintza de Ondarroa el 21 septiembre de 2008.
Además se les acusa de otra acción que tuvo lugar el 20 de abril de 2008, cuando los miembros de este grupo colocaron un artefacto de tres kilos de explosivo en la casa de pueblo de Elgoibar (Guipúzcoa). También se les relaciona con el ataque a dos excavadoras de las obras del TAV en Hernani (Guipúzcoa) en la madrugada del 12 de mayo de 2008.