Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidos cuatro pandilleros y un policía por la muerte de Christian Poveda

Las autoridades salvadoreñas han detenido a cinco personas por la muerte del periodista y documentalista hispanofrancés Christian Poveda, asesinado el pasado día 2 de septiembre presuntamente por integrantes de las 'maras', a las que retrató en sus últimos trabajos.
Entre los detenidos, además de pandilleros de la denominada Mara 18, figura el policía del sistema de Emergencias 911 de la localidad de Soyapango, José Napoleón Espinoza, según informaciones de los medios locales.
Todo apunta a las 'maras'
El subdirector de la Policía, Howard Cotto, ha explicado que las capturas se realizaron en los municipios de Soyapango, Tonacatepeque y Apopa, y que uno de los sospechosos ya se encontraba en prisión, tras ser detenido días atrás por otros delitos.
Cotto ha reiterado su sospecha de que el crimen se haya producido por la información que Poveda logró a conocer de las 'maras'.
"Espinoza frecuentaba a los pandilleros, vive en la zona donde delinquen" y, según Cotto, "les dijo que Poveda recolectaba información para la Policía". Ahora, el agente arrestado se enfrenta a cargos de homicidio en grado de complicidad y conspiración.
El periodista, de 52 años, ciudadano francés y español, fue asesinado en Tonacatepeque, unos 15 kilómetros al noreste de San Salvador. La zona es un feudo de la Mara 18, pandilla sobre la que el realizador acababa de terminar la película 'La vida loca'.