Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidos 29 etarras y hallados más de 1.500 kilos de explosivos en dos meses

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha hecho balance y ha explicado que los últimos dos meses han sido "muy buenos para la lucha contra ETA" ya que se ha detenido a 29 presuntos etarras, casi uno cada dos días, se han encontrado más de 1.500 kilos de dinamita, se han desactivado bases logísticas y ha habido una "colaboración intensa" de las fuerzas de seguridad españolas, francesas, vascas, catalanas y portuguesas.
Varios zulos encontrados
Este pasado miércoles, la Guardia Civil encontró casi 85 kilos de explosivo tras rastrear el monte Gorbea (Vizcaya) y encontrar varios zulos con la ayuda del etarra Ibai Beobide.
Según relató este presunto etarra al que encargaron crear tres 'comandos' de legales, en el monte Gorbea escondió hasta 150 kilos de explosivo.
Declaran dos de los detenidos
El juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, toma declaración este jueves a los dos presuntos colaboradores de la banda terrorista ETA detenidos el pasado martes en Vizcaya, Urko Izaguirre Uriarte y Enrique Noya Santos, sospechosos de haber prestado una furgoneta que se usó para cometer el atentado contra el cuartel de la Guardia Civil de Calahorra, en La Rioja, perpetrado el 21 de marzo de 2008.
Según fuentes de la lucha antiterrorista, ambos trabajarían en una empresa dedicada a montar casetas para fiestas y que también habría contratado a otros presuntos miembros de ETA como Jon Rosales, a quien se les vincula, y Adur Aristegi.
Además, la Policía localizó una bombona de camping-gas, un libro titulado "Cloratita", así como gran cantidad de material informático y documentación relacionada con la banda terrorista, en los cuatro registros realizados tras la detención de Urko Izaguirre y Enrique Noya.