Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido en Marbella un banquero de EEUU muy buscado por el FBI

Julián Tzolov, detenido en MarbellaReuters
La Policía Nacional ha detenido en Marbella a Julián Tzolov, uno de los fugitivos más buscados por el FBI, acusado de estafar más de 400 millones de dólares, unos 283 millones de euros, cuando ocupaba el cargo de director y vicepresidente corporativo de Credit Suisse en Nueva York. Tzolov se encontraba huido desde el pasado 9 de mayo cuando escapó del arresto domiciliario al que estaba sometido desde que fuera detenido cinco meses antes en su país.
El corredor de bolsa de Credit Suisse y su socio, Eric Butler, empujaron a sus clientes a invertir en acciones garantizadas por préstamos a estudiantes, cuyo resguardo presta el Gobierno Federal de los Estados Unidos. Según ha informado la Policía, en realidad los acusados usaban los fondos en operaciones de alto riesgo, entre las que incluían hipotecas 'subprime' o 'basura', como se las conoce habitualmente.
Toda una estrategia
A principios de 2004, Tzolov y Butler diseñaron un plan para defraudar a sus clientes, en su mayoría grandes empresas, a las que aseguraban que las adquisiciones eran seguras y líquidas. Entonces, empleaban los fondos en inversiones de alto riesgo incluyendo hipotecas 'subprime', que no están garantizadas por los préstamos a estudiantes, y de este modo obtenían cuantiosos beneficios con las comisiones.
Para esconder la estafa, los acusados falsificaban notificaciones que enviaban por correo electrónico a sus clientes en las que cambiaban los nombres de las acciones para simular que eran los activos de préstamos a estudiantes. Con el colapso del mercado de las hipotecas de alto riesgo, las sociedades inversoras perdieron más de 400 millones de dólares víctimas de esta estafa.