Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detectan por qué algunas películas en 3D pueden provocar dolor de cabeza

Los miembros de la investigación de la Universidad Estatal de Lomonosovcuatro.com

Científicos de la Universidad Estatal de Lomonosov en Moscú (Rusia) han detectado que en las películas en tres dimensiones hay algunas escenas "erróneas" o "imperfectas" que podrían ser las responsables de que muchos espectadores tengan dolor de cabeza cuando terminan de verlas.

El investigador Dmitry Vatolin, autor principal de este estudio, y su equipo analizaron los dolores de cabeza causados por esta tecnología durante ocho años, al considerar que casi todo el mundo que ha visto películas en 3D ha sentido algún tipo de molestia alguna vez y haya quienes incluso se nieguen a verlas por un problema previo.
De hecho, la encuesta de un portal francés realizada en 2011 reflejaba que sólo un tercio de los espectadores de estas películas no tiene problemas al verlas, mientras que el 27 por ciento siente algunas incomodidades, el 22 por ciento dice sentirse peor al acabar la película, un 7 por ciento sufre terribles dolores de cabeza y el 11 por ciento restante nota también un empeoramiento por diferentes razones.
El dolor de cabeza suele ser la reacción del cerebro a determinadas imágenes "erróneas" que llegan a los dos ojos al mismo tiempo y, aunque el cerebro necesita combinarlas para producir un efecto en tres dimensiones, no siempre tiene éxito.
La mayor parte del tiempo el cerebro se acostumbra a esta "equivocación" sin darse cuenta pero la estadística, según los autores de este trabajo, ha demostrado que no sucede todo el tiempo.
Vatolin atribuye estos errores a las imperfecciones de los equipos de reproducción o a errores en el metraje de la película. En el primer caso, se podría explicar por la necesidad natural de los distribuidores de reducir gastos, lo que hace que inevitablemente se asocia a una menor calidad de la experiencia tridimensional, con gafas de peor calidad, o proyectores baratos.
Fotogramas cambiados
En la segunda categoría se podrían incluir diferentes motivos más complejos y diversos que, reconocen los autores, no siempre son detectables o prevenibles. Entre ellos, uno de los errores más dolorosos (y también más raro) es un problema en la reorganización de las escenas en las que aparecen cambiados los fotogramas de izquierda y derecha.
Para detectar este problema, Vatolin y su equipo diseñaron un programa que permite monitorizar y resolver este problema técnico prácticamente sin afectar a la duración de la película.
Con esta aplicación, analizaron 105 películas 3D en formato 'Blu-ray' y detectaron más de 10.000 escenas potencialmente problemáticas. En particular, se encontró que 65 escenas con el fotograma cambiado de izquierda a derecha en 23 películas diferentes, algunas con una gran taquilla como 'Avatar', 'Las crónicas de Narnia' y 'Stalingrado'.
"Esto quiere decir que la probabilidad de comprar una película 3D en 'Blu-ray' con al menos una escena 'erroneas' es de aproximadamente un 21 por ciento, lo que es bastante significativo para las personas que sean sensibles a este error", ha reconocido Vatolin. En muchas películas de terror también detectaron gran cantidad de errores técnicos de diversa índole, pero en este caso lo atribuyen al bajo presupuesto que tienen estas películas.