Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desmantelado un "chiringuito" financiero que puedo estafar millones de euros

Registros en el Ayuntamiento de GramanetReuters
La Guardia Civil ha detenido a cinco personas y ha imputado a uno más, en una operación que ha desmantelado un "chiringuito" financiero que puedo estafar millones de euros a empresarios de toda España. Se les ofrecía supuestos productos de inversión de una altísima rentabilidad.
En la operación "Navas", desarrollada en los localidades madrileñas de El Escorial, Colmenar y Las Rozas y en Mahón (Menorca), los agentes han practicado cinco registros en los domicilios de los detenidos y en lujosa sede social de la empresa, emplazada en un conocido centro de negocios de Las Rozas.
La operación se inició en marzo de 2009, a raíz que diversos perjudicados, en su mayoría pequeños y medianos empresarios, denunciaron haber sido víctimas de una estafa por parte de la empresa SIEMPRE COMISIONES BAJAS S.L. Asimismo, la red captaba a clientes a través de un servicio de telemárketing que seleccionaba a las víctimas por medio de la guía telefónica.
El funcionamiento del "chiringuito"
Tras varias entrevistas, el vendedor iba adquiriendo información de cada uno de los empresarios, como el sector de negocio, la vulnerabilidad para invertir, el poder adquisitivo y cuantos datos eran de interés para su captación. Luego conseguía colocar al empresario algún producto por una pequeña cantidad de dinero, pero que conseguía una altísima rentabilidad.
Así, cuando los estafadores se ganaban la credibilidad y confianza de los clientes, los convencían para que materializaran un nuevo depósito por cantidades económicas muy superiores. Estas serían destinadas a inversiones en valores bursátiles o en propiedades inmobiliarias. Una vez que el dinero estaba en poder de la red, se dejaba de contactar con el cliente y abandonaba la sede social que había mantenido como tapadera.
Asimismo, se sospecha que la cantidad estafada puede ser millonaria, pues los detenidos llevaban operando más de año y medio. La operación ha sido realizada por el Grupo de Delitos Económicos de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil.