Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desactivan un paquete bomba en la sede de Gobierno de Angela Merkel

Los 27 debaten el cambio del Tratado de LisboaCuatro/CNN+
La policía alemana ha interceptado un paquete bomba en la oficina postal de la Cancillería alemana en Berlín, sede de la jefa de Gobierno, Angela Merkel.
En un principio, los equipos de seguridad lo retiraron para analizarlo y confirmaron que se trataba de un dispositivo con un explosivo que ya ha sido desactivado, según ha confirmado el Ejecutivo federal.
El paquete contenía un sospechoso "polvo negro" y había sido entregado esta misma mañana por la empresa de mensajería UPS en la oficina postal de la Cancillería, un pequeño edificio anexo a las oficinas de la jefa de Gobierno alemán.
Los expertos en explosivos de las fuerzas de seguridad mojaron el presunto paquete bomba para inutilizar su carga explosiva antes de abrirlo.
El remite, un Ministerio griego
En el remite del paquete aparecía citado el Ministerio de Economía de Grecia, un extremo cuya autenticidad no se ha comprobado, según la cadena de televisión pública ARD.
Fuentes de la lucha antiterrorista alemana recogidas por distintos diarios han asegurado que por la cantidad de material explosivo en el paquete se podría deducir que el envío era una "advertencia" más que de un intento serio de atentar y causar graves daños contra la Cancillería alemana.
Además, han apuntado que la pequeña detonación habría provocado con bastante probabilidad un fuego en el edificio y heridas al funcionario encargado de abrir el paquete. Por su parte, la Cancillería ha resaltado que ningún funcionario resultó herido.
"Se está procediendo con las investigaciones pertinentes. La Policía está llevando a cabo las pesquisas necesarias", ha añadido un portavoz. En el momento de la identificación del supuesto paquete bomba, Merkel no se encontraba en su oficina de Berlín, ya que está de viaje oficial en Bélgica.