Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La DGT pone en marcha una nueva campaña de control del consumo de alcohol

Accidente de tráficoReuters
A partir de este lunes, la presencia de controles de alcoholemia en las carreteras se intensificará como parte de una campaña de la Dirección General de Tráfico, que se desarrollará hasta el día 19 de julio. La idea es evitar que los conductores beban antes de subirse a un coche.
Y es que según ha explicado el propio director general de Tráfico, Pere Navarro, durante la presentación de la campaña 'La carretera te pide SIN', más de 19.000 conductores han sido detenidos en los últimos 12 meses por triplicar la tasa máxima de alcohol. Otras 1.250 personas están en la cárcel por reincidir en el consumo de bebidas alcohólicas y sentarse al volante.
Por ello, en esta nueva campaña, la DGT movilizará a 9.300 agentes de la Agrupación de Trafico de la Guardia Civil, 400 agentes más que el año pasado. Además, contará con la colaboración de Aspaym, federación de personas con lesiones medulares y gran discapacidad física. Algunos de sus asociados participarán activamente en los controles de los agentes de la Guardia Civil de Tráfico para contar a los conductores que den resultado positivo, los accidentes que sufrieron y sus experiencias.
También controles de velocidad
Tráfico tiene como prioridad este verano controlar el consumo de alcohol aunque también habrá controles de velocidad. Se repartirán por toda la geografía nacional un total de 522 puntos de verificación, a los que se sumarán 240 vehículos equipados con radar que circularán por las carreteras españolas durante todo el verano.
Mueren 17 personas en la primera operación salida del verano
Un total de 17 personas han fallecido este fin de semana en las carreteras españolas, según la Dirección General de Tráfico. De ellos, tres eran motoristas. Además, de las víctimas mortales, 11 personas han resultado heridas graves y 37 heridas leves.
En el acumulado anual, la DGT ha contabilizado un total de 964 personas muertas. Esto supone un descenso del 11 por ciento, 119 fallecidos menos hasta la misma fecha del año pasado.