Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuba aplaude el fin del veto de la OEA pero asegura que no reingresará a la organización

La decisión era esperada. Las reacciones no. Esta madrugada Randy Alonso, moderador del programa Mesa Redonda de la televisión estatal cubana, describía como histórica la decisión adoptada por la OEA de derogar la resolución que hace 47 años expulsó a Cuba del grupo.
Pero también recordaba que Cuba no había solicitado jamás su regreso a una organización, "llena de historia tenebrosa y entreguista. Valoró, eso sí, "el simbolismo y la rebeldía que entraña esta decisión impulsada por los gobiernos populares de América Latina".
Cuba fue expulsada de la OEA en 1962 a petición de Estados Unidos, que argumentó entonces que el Gobierno de Fidel Castro no era compatible con los principios democráticos de la organización.
La moción fue apoyada de forma unánime, incluyendo el voto de Estados Unidos. "Pese a presiones, condicionamientos y maniobras de Washington, las fuerzas formidables de la América Latina que está naciendo hicieron posible el desagravio, la rectificación histórica, la condena implícita al oprobioso pasado", dijo Alonso.
Fidel se niega a regresar
Por su parte, el ex presidente cubano Fidel Castro ha dicho en repetidas ocasiones que Cuba no tiene ninguna intención de volver a la OEA, una organización que considera un instrumento de dominación de Estados Unidos que debe simplemente desaparecer. En su última reflexión de ayer, el líder cubano dijo que, desde su creación, el organismo había sido "cómplice de todos los crímenes contra Cuba".
Para Castro la OEA abrió "las puertas al caballo de Troya" y permitió la entrada en la región del "neoliberalismo, el narcotráfico, las bases militares y las crisis económicas" Cuba "ha demostrado que se puede resistir el bloqueo y avanzar en muchos campos e incluso cooperar con otros países".
La noticia ha sido bien recibida entre los países iberoamericanos como Venezuela, Brasil y Argentina, que ya han aplaudido el levantamiento del veto de la OEA.