Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuarenta y cuatro muertos y ocho heridos al estrellarse un avión en el norte de Rusia

El balance de muertos por el accidente de avión ocurrido la noche del lunes en Rusia asciende ya a 44, según una portavoz del Ministerio de Información.
La misma portavoz, que cita "información preliminar", añade que "ocho personas resultaron heridas". Si bien antes se había informado de que en el interior del avión viajaban 43 pasajeros y cinco tripulantes, más adelante se ha precisado que el número de tripulantes era de nueve.
El suceso ocurrió en torno a las 23.40 horas (dos horas menos en la España peninsular). Particularmente, habría tenido lugar unos 700 kilómetros al norte de Moscú. Por otro lado, ya han sido recuperadas las cajas negras de la aeronave.
La página de noticias Life News publica una lista completa de los pasajeros e informa de que al menos un niño de diez años llamado Anton ha sobrevivido a la tragedia, sin dar más detalles sobre su estado. Mientras, la agencia rusa Interfax señala que la mayoría de los pasajeros son rusos, pero también habría un ciudadano sueco.
El avión, modelo Tupolev-134 de 1967, cubría un vuelo de RusAir que había partido del aeropuerto moscovita de Domodedovo. Esta compañía está especializada en vuelos chárter.
Aterrizaje de emergencia
Según las primeras hipótesis, el piloto ha intentado un aterrizaje forzoso en una carretera próxima al aeropuerto de Petrozavodsk (en la region de Karelia) y se ha estrellado, provocando el incendio del avión.
Rusia cuenta con un pobre historial de seguridad aérea, así como los aviones fabricados en dicho país. En abril de 2010, el ex presidente polaco Lech Kaczynski, su mujer y 94 personas más -entre ellas altos cargos de su Gobierno- murieron a bordo de un Tupolev 154 que volaba de Polonia a Rusia.
El propio presidente ruso, Dimitri Medvedev, criticó recientemente las deficiencias de los aparatos rusos y el elevado número de accidente aéreos. Precisamente el primer ministro, Vladimir Putin, tiene previsto asistir hoy martes a una feria aeronáutica en París.