Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cristiano Ronaldo habría desviado a un paraíso fiscal unos 150 millones de euros

El internacional luso habría defraudado cantidades de dinero desde principios de 2009 en compañías que operaban a través de testaferros profesionales, sociedades sin actividad o empresas 'fantasma', tal y como reflejan el diario El Mundo como miembro de la red europea EIC, a partir de la investigación de los documentos de 'Football Leaks' obtenidos por la revista alemana Der Spiegel.

Meses antes de su llegada al Real Madrid, el futbolista portugués resguardó sus ingresos por derechos de imagen en varias empresas de las Islas Vírgenes Británicas, un paraiso fiscal en el Caribe, según informa en españa el diaro El Mundo. Unas entidades que funcionan de manera opaca a un esquema de sociedades instrumentales sin actividad real, sin empleados y que, en este caso, operan a tavés de testaferros profesionales. 
Una de esas compañías es Tollin Associates, empresa afincada en la ciudad de Road Town, que habría protegido 74,8 millones de euros provenientes de ingresos publicitarios desde su llegada al Real Madrid (2009) hasta el pasado año. En 2015, dos nuevas empresas llamadas Adifore Finance y Arnel Services adquirieron sus derechos hasta 2020 por 75 millones de euros. Una operación que se realizó a través de Mint Capital, compañía vinculada al empresario y presidente del Valencia FC Peter Lim, y acabó en una cuenta suiza del jugador. 
Es decir, de esta forma Cristiano Ronaldo habría generado casi 150 millones de euros en publicidad y, gracias a la opacidad de su estructura, en un principio solamente habría pagado directamente al fisco español unos 5,6 millosnes por ello, lo que supone menos del 4% del total. Una estretagia que hizo a Romaldo tributar algo más de 63 millones de euros antes de que vendiese sus derechos el año pasado con motivo de las inspecciones de Hacienda, que alertaron a su representante.
Además, lo habría realizado todo en una misma acción, en la campaña de la Renta de 2014, cuando se producía el fin de los privilegios de los deportistas con la Ley Beckham. Por ello, todos los clientes de Jorge Mendes comenzaron a ser estudiados al ver las 'regularizaciones' de estatus en algunas de sus situaciones económicas. De hecho, en las investigaciones también aparecen nombres como el del entrenador José Mourinho o el delantero colombiano Radamel Falcao, todos representados por Mendes.
El dinero viajaba a Irlanda, en lo que se considera otro paraíso fiscal, se gestionaba en el paraíso de las Islas Vírgenes y acababa en cuentas de Suiza, la cual ha implicado a 60 periodistas de 12 medios europeos.