Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Conversaciones grabadas describen el caso Palma Arena como "una irregularidad total"

Según publica el diario El País, las pesquisas de la Fiscalía Anticorrupción sobre el caso del Palma Arena se iniciaron hace más de un año a raíz de un informe pericial del Gobierno balear. En él se concluía que no existía ningún documento que justificara el precio final del velódromo.
Desde entonces, en la denominada 'Operación Espada' se investiga la presunta comisión de delitos de malversación de caudales públicos, falsedad y cohecho por el destino final del dinero dirigido a la construcción del pabellón deportivo Palma Arena, que costó el doble de lo presupuestado, unos 100 millones, en lugar de los 48 previstos inicialmente.
Irregularidades en manos de 'Pepote' y Matas
Muchos de los folios del sumario están dedicados a inventariar el tráfico de llamadas y SMS de los principales imputados. El diario El País publica también una conversación entre el publicista Miguel Romero, propietario de la agencia Nimbus, y uno de sus colaboradores, identificado como 'Javier'. La conversación es de poco después de que se iniciara la instrucción secreta del 'caso Palma Arena'.
En ella, tanto Romero como 'Javier', hablan de la "irregularidad total" que hubo tanto en la parte administrativa, como en la constructiva. Según dicen textualmente, "en la infraestructura hubo cuanto mangante hubo", y del total "una parte tiene la justificación de que es el coste". Ambos atribuyen las irregularidades a 'Pepote', José Luis Ballester, ex director general de Deportes con el Gobierno del PP en las islas y medallista olímpico; y a Jaume Matas, ex presidente balear, del PP. Según ellos, eran 'Pepote' y Matas los que andaban con "cosas de ese nivel".
Declaración de Romero
En su declaración, Romero reconoció que realizó pagos al gerente del Palma Arena, Jorge Moisés, a cambio de "saltarse el procedimiento administrativo" en la adjudicación de servicios de promoción.
La fiscalía documentó el pago fraccionado de casi 80.000 euros a Nimbus por parte del entonces tesorero del PP balear, Fernando Areal, cuñado de Jaume Matas.