Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso, sin el PP, pide etiquetas visibles en los productos con altos niveles de azúcar y grasa

La Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso de los Diputados ha apoyado este jueves una proposición no de ley en la que se insta al Gobierno a rotular, de manera visible, los envases de aquellos productos que tengan altos niveles de azúcar, grasa y/o sal.
El texto votado, una transaccional entre ERC y Ciudadanos que ha contado con el apoyo de todas las fuerzas políticas, excepto el PP, pide que los envoltorios detallen con claridad todos sus aditivos y que aquellos alimentos que por unidad de peso o volumen, o por porción de consumo, presenten una composición nutricional alta en los elementos antes identificados, lleven el mensaje "alto contenido en azúcar" o "alto contenido en grasa", según corresponda.
El portavoz de ERC, Joan Oloriz, ha defendido la medida ante la "política de tolerancia que con respeto a estos productos" se está realizando en España. A su juicio, "el etiquetado es una información básica para que el consumidor pueda ejercer libremente su libertad" al conocer las consecuencias del consumo de ciertos productos.
Por su parte, el diputado de Ciudadanos, Francisco Igea, ha destacado que en España 1 de cada 4 niños sufre sobrepeso, los que sitúa al país entre los niveles "más preocupantes de la OCDE". A su juicio, esta situación será aún más preocupante en el futuro, ya que, según ha señalado, los expertos prevén una "epidemia de diabetes y problemas cardiovasculares" en las generaciones futuras.
Ante esta situación, el documento debatido en comisión también insta a que, respetando el actual marco de distribución de competencias, se lleve a cabo una progresiva eliminación de productos de alto contenido en azúcares de las máquinas expendedoras de los centros educativos y los centros de salud.
EDUCACIÓN PARA LOS PADRES
El texto también sugiere actualizar, en colaboración con las comunidades autónomas, los programas de tratamiento y prevención de sobrepeso y obesidad infantil, incidiendo de manera especial en la educación de los progenitores al respecto y limitando la publicidad de productos poco saludables en horario infantil.
Finalmente, se pide realizar un análisis de la situación en centros escolares y colaborar de forma activa con federaciones deportivas con el fin de desarrollar programas nacionales de actividades deportivas en los colegios, para promover la actividad física.
Desde el PP, su portavoz María Eugenia Romero, ha explicado que el voto en contra de su formación se debe a que los puntos relacionados con el etiquetado de los alimentos no se puede llevar a cabo, ya que España se rige, en este aspecto, por la legislación europea. En este caso, ha señalado que la información alimentaria se facilita en los envases desde 2014, mientras que la norma que obliga a facilitar la información nutricional entra en vigor el próximo 13 diciembre.