Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Comunidad de Madrid no cederá ante los huelguistas del Metro y no negociará si no se desconvocan los paros

Cuarta jornada de la huelga de metroCNN+/Cuatro
Los sindicatos más representativos de Metro han ofrecido reunirse "inmediatamente" con la dirección de la compañía para comenzar a negociar después de que la asamblea de trabajadores esta tarde haya aprobado por mayoría (98 por ciento) la propuesta del comité de huelga de desconvocar los paros hasta el próximo lunes, 12 de julio, tal y como ya lo han hecho los 3.000 empleados reunidos por la mañana, ha informado el portavoz del comité, Antonio Asensio.
Preguntado por cuando tendrá lugar este primer encuentro después de la 'desconvocatoria oficial' de la huelga indefinida convocada por Solidaridad Obrera, pero apoyada en palabra por el resto de la representación, Asensio ha afirmado rotundamente: "Inmediatamente, cuando ellos quieran...cómo y dónde quieran".
Además, ha destacado que su objetivo es aplicar la rebaja contemplada en la nueva Ley de Medidas Urgentes de la Comunidad de Madrid pero sin tocar, en la medida de lo posible, los sueldos. Para ello, apuestan por reducir gastos de publicidad y propaganda, o por ejemplo, los pluses, que no están incorporados en el salario base de los trabajadores.
Todas estas medidas tendrán que estudiarse con el fin de llegar antes de una semana a un acuerdo y no tener que recurrir a la batería de paros que tienen convocados a partir del martes, 13 de julio, y que serán los propios trabajadores, en asamblea el día anterior, los que decidan cómo llevarlos a cabo.
No se les fue "de las manos"
Asensio también ha subrayado que en ningún momento han pensado que la huelga de la semana pasada se les haya "ido de las manos", sino todo lo contrario, ha sido "ordenada y sin incidentes ni con piquetes ni con la policía". "Además, también nos hemos sentido arropados por parte del pueblo de Madrid", ha apostillado.
Por eso, ha añadido que los que quieran tildar estos paros de "políticos" no saben lo que dicen porque lo "único" que están haciendo es "defender los derechos de los trabajadores". "Entendemos que haya recortes pero que no se respeten nuestros derechos", ha defendido Asensio, en la rueda de prensa celebrada al término de la asamblea de la tarde, que ha contado con la participación de 1.500 trabajadores, de los cuales un 98 por ciento ha votado a favor de desconvocar hasta el lunes.
La semana pasada fue caótica
La huelga comenzó el lunes pasado con servicios mínimos, mientras que el martes y el miércoles la red del suburbano madrileño no pudo ofrecer servicio a los usuarios al no poder salir ningún tren de las cocheras.
Esta situación hizo que la Comunidad de Madrid, y especialmente la capital, sufriera un auténtico caos en el que los viajeros tuvieron que hacer 'malabares' para poder realizar sus trayectos habituales.
El jueves y viernes, el Metro retomó los servicios mínimos, y el fin de semana la red funcionó con normalidad, dando una tregua a los madrileños e intentando los trabajadores acercar posturas con la dirección de la compañía.