Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Complot en Nueva York

Los agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de EEUU han detenido a cuatro hombres que pretendían atentar con coche bomba una sinagoga, un centro comunitario judío, y derribar aviones militares cargados de misiles en Nueva York, según han informado fuerzas del orden estadounidenses.
Los cuatro sospechosos están imputados por planear un atentado contra una sinagoga en el prestigioso barrio neoyorkino de Riverdale, según un comunicado conjunto de la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York, el FBI y el Departamento de Policía neoyorkina.
Los sospechosos también planeaban atacar con misiles Stinger aviones militares ubicados en la base de la Guardia Nacional Aérea de Nueva York, en el aeropuerto Stewart.
Compraron el armamento
Los imputados, identificados como James Cromitie, David Williams, Onta Williams y Laguerre Payen fueron detenidos tras la compra de misiles inactivos y explosivos de metal inerte en una operación dirigida por el FBI.
Cada uno de los detenidos, que comparecerán este jueves en un tribunal federal de White Plains, Nueva York, está acusado por la posesión de armamento de destrucción masiva, un delito que está penado hasta con cadena perpetua.
EEUU se felicita
Las autoridades de Nueva York han acogido con una mezcla de preocupación y alivio el supuesto plan terrorista desbaratado por el FBI.
El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, ha advertido que las amenazas contra la seguridad de la ciudad son "demasiado reales", ya que demuestran la intención de algunas facciones por "atacar las libertades".
Por su parte, el gobernador David Paterson se ha expresado en la misma línea y ha señalado que la amenaza sobre Nueva York es "persistente" y afecta "a todas las comunidades, sin importar raza, religión o etnia".