Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Comienzan las negociaciones entre el Gobierno de Tailandia y los "camisas rojas"

El primer ministro de Tailandia, Abhisit Vejjajiva, ha accedido a negociar con los líderes del Frente Unido para la Democracia y Contra la Dictadura (UDD) para tratar de normalizar la situación del país lo antes posible, ha anunciado el ministro adjunto a la jefatura de Gobierno, Sathit Wongnongtoey.
El anuncio de la apertura del diálogo se ha producido apenas unos minutos después de que Nathawut Saikua, uno de los principales dirigentes del UDD, hubiese dado un ultimátum de una hora al Gobierno para que el primer ministro accediese a dialogar.
Decenas de miles de 'camisas rojas', como se conoce a los seguidores del UDD, se han congregado desde primera hora en torno al cuartel del 11 regimiento de infantería, sede provisional del Gobierno, lugar al que los opositores habían amenazado con asaltar si Abhisit no atendía a sus demandas.
Tensión en Bangkok
La tensión seguía aumentando en Bangkok, tras más de dos semanas de protestas convocadas para exigir la disolución del parlamento y la convocatoria de elecciones. Al menos cuatro soldados han resultado heridos, dos de ellos de gravedad, como consecuencia del lanzamiento de dos granadas M79 contra el cuartel militar donde se refugian temporalmente la mayoría de los ministros del Gobierno, según han informado los medios locales.
El encargado de negociar con el UDD, Korbsak Sabhavasu, ya ha que se han producido los primeros contactos con la oposición y que se ha llegado a un principio de acuerdo sobre el lugar de la reunión, el Instituto Rey Prajadhipok.
Sin embargo, Korbsak ha dicho que la presencia de los manifestantes en las inmediaciones del cuartel eran consideradas como una amenaza por el primer ministro, por lo que ha solicitado a los manifestantes que abandonaran el lugar para "mejorar el clima de las conversaciones".
Abhisit, que se encuentra refugiado en una base militar sin identificar, ha reiterado que no accedería a dialogar con los líderes de la oposición si seguían utilizando la fuerza y mantenían su amenaza de asaltar el cuartel donde se resguardan la mayoría de sus ministros. Sin embargo, cambio su decisión como consecuencia del ultimátum lanzado por los opositores.
Provenientes en su mayoría de las áreas rurales del país, los 'camisas rojas' consideran vulnerados sus derechos democráticos debido al golpe de Estado perpetrado en 2006 contra el ex primer ministro Thaksin Shinawatra, una asonada militar que fue precedida de multitudinarias manifestaciones de los 'camisas amarillas', de los que forman parte las élites urbanas y monárquicas que apoyan Abhisit.