Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Comienza la huelga de los tripulantes de cabina de British Airways

Este sábado comienza la huelga de los tripulantes de cabina (TCP) de la aerolínea británica British Airways (BA), que convocados por el sindicato británico Unite, secundarán siete días de huelga este mes de marzo -del 20 al 22 y del 27 al 30-, y que ha obligado a la compañía a cancelar 1.100 vuelos de los 1.950 programados en las tres jornadas de paros, lo que supone el 56 por ciento de los vuelos.
La convocatoria de huelga se mantiene así como estaba previsto, después de que la dirección de BA y representantes de Unite apuraran las últimas oportunidades de alcanzar un acuerdo, que finalmente no fue posible.
En este sentido, el secretario general de Unite, Tony Woodley, ha mostrado su decepción por el fracaso de las negociaciones y ha afirmado que "definitivamente la compañía quiere ir a la guerra con este sindicato".
De este modo, más de 12.000 tripulantes de la aerolínea británica están llamados a secundar los paros convocados por Unite como rechazo a la congelación salarial y el recorte de personal en las rutas de larga distancia y no descartan nuevas movilizaciones a partir del 14 de abril si no se resuelve el conflicto.
La aerolínea, en pleno proceso de fusión con Iberia, ha elaborado un plan de contingencia según el cual prevé poder transportar al 65 por ciento de sus pasajeros durante los días de huelga, más de lo previsto, gracias al "significativo incremento" del personal TCP dispuesto a trabajar durante los paros convocados.
Con respecto al segundo periodo de huelga previsto por el colectivo de tripulantes, desde el 27 hasta el 31 de marzo, se mantienen en el programa la gran mayoría de los vuelos previstos. La compañía actualizará la programación para estas jornadas una vez haya acabado la primera fase de los paros.
En el aeropuerto de Madrid-Barajas, BA ha cancelado 29 de los 30 vuelos previstos con Londres-Heathrow para las tres jornadas de huelga. Concretamente, BA sólo mantendrá la frecuencia con salida en Barajas a las 07.10 horas y ha suprimido los 29 vuelos restantes.
Iberia programará un vuelo adicional diario a los que ya mantiene entre Madrid-Barajas y Londres-Heathrow, con el fin de dar servicio a sus clientes durante la huelga. Dicho vuelo saldrá de Barajas a las 17.25 horas y de Heathrow a las 19.35 horas.
Además, Iberia ha decidido cambiar los aviones A320 con los que opera la ruta por otros de mayor capacidad en otros vuelos, concretamente, A321, para poder transportar a los pasajeros que resultan afectados por los paros.
El plan de ajuste de British Airways
La aerolínea británica, que ultima su fusión con Iberia, planteó en noviembre del pasado año la baja voluntaria a más de 1.000 empleados TCP y la reducción a la mitad de la jornada para 3.000 trabajadores, que justificó por la caída de ingresos como consecuencia de la crisis, que se está cebando especialmente con la industria aérea.
Además, el plan de contención de gastos contenía la congelación salarial de dos años a partir de este año, así como la reducción de 15 a 14 tripulantes en los vuelos de larga distancia, lo que, según los sindicatos, repercutiría tanto en la calidad del servicio prestado como en las retribuciones de los trabajadores.
BA ha elaborado un plan de contingencia para afrontar la huelga de los TCP por el que garantiza el 65 por ciento de los vuelos programados para esos días, gracias al "significativo incremento" del personal dispuesto a trabajar y a unas 60 aerolíneas dispuestas a ceder sus plazas para los pasajeros afectados por la huelga.