Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Colonial hará dos ampliaciones de capital para renegociar su deuda

Inmobiliaria Colonial hará dos ampliaciones de capital por un importe de aproximadamente 3.850 millones de euros para renegociar la mayor parte de su deuda, que se eleva a 4.960 millones de euros, ha informado la compañía.
En una nota enviada a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Colonial explica los detalles del acuerdo de reestructuración de la deuda que mantiene con varias entidades financieras, lideradas por el Banco Popular y la Caixa.
Estos acuerdos, que deberán ser sometidos a la opinión de los accionistas en la junta que se celebrará previsiblemente a finales de abril, serán ejecutados "no más tarde del 31 de julio de 2010".
Colonial asegura que el acuerdo de reestructuración proporciona a la sociedad un "importante refuerzo de su estructura de capital" así como "el acceso a nuevas fuentes de capital" que le permitirán emprender una nueva etapa de desarrollo empresarial.
En primer lugar se ejecutará una ampliación de capital por un importe aproximado de 1.950 millones de euros, con un precio por acción de 0,12 euros, en la que se reconocerá el derecho de suscripción preferente de los accionistas de Colonial.
El importe obtenido -hasta 50 millones de euros- se destinará a la gestión del negocio, y a partir de esa cantidad se destinará a reducir el préstamo sindicado.
La segunda ampliación tiene un objetivo máximo de 1.900 millones de euros, y sería suscrita por los acreedores, con lo que no hay derecho de suscripción preferente para los accionistas. También en este caso el precio por acción será de 0,12 euros.
Otros 2.095 millones de euros seguirán vinculados a la gestión patrimonial, de los cuales 1.740 millones de préstamo contarán con la garantía hipotecaria de los edificios que posee de su filial francesa Foncière Lyonnaise.

En su nota la inmobiliaria explica que estas garantías vencerán a los cinco años (el 31 de diciembre de 2014), aunque no especifica un calendario de amortizaciones parciales.
De este modo, explica la empresa, esta parte de la deuda se cubrirá por la vía de los ingresos generados por alquileres de edificios y por los dividendos recibidos de la filial francesa.
Asimismo, una filial en la que agrupará su negocio de suelo y promociones asumirá el resto de la deuda financiera, unos 1.015 millones de euros, cuyos titulares "renunciarán expresamente" al derecho de reclamación del reembolso del principal o de los intereses.
En la nota enviada a la CNMV, Colonial explica su intención de lanzar una emisión de "warrants" -opciones de compraventa- para garantizar el reembolso del principal y los intereses hasta un límite de 298 millones de euros.