Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cobo pide a Granados que "diga la verdad de todo lo que sabe"

El vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, ha pedido al consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid y secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, que "diga lo que sabe o al menos lo que va diciendo que sabe" en relación a los supuestos casos de espionaje de los que el propio concejal fue presuntamente víctima, así como el ex consejero madrileño Alfredo Prada.
Durante una comparecencia en la Casa de la Villa, Cobo se ha referido a este asunto pidiendo a Granados, como máximo responsable de la Consejería, que "diga la verdad". Tras eludir responder a si cree que tanto Granados como la propia presidenta autonómica, Esperanza Aguirre, estaban al corriente de los espionajes y si deberían dimitir en cualquier caso, el concejal ha insinuado que quizá algunos de los periodistas presentes en la rueda de prensa podían "saber mejor" que él mismo "lo que dice Granados".
En relación a la declaración que mañana deberán prestar tres ex guardias civiles que durante un tiempo ejercieron de cargos de confianza de Granados en la Consejería y que, presuntamente, podrían estar detrás de algunos de los seguimientos, Cobo les ha recomendado que "digan la verdad, tanto ellos como cualquier otro que aparezca como imputado" o como "cualquier persona de dentro de la Comunidad que, bien directa o indirectamente, conozcan este asunto, colaboren con la Administración de Justicia, con la jueza y con la Fiscalía contando lo que saben".
"Yo no me fiaría"
Manuel Cobo también ha dado otra recomendación. Ya que él "no se fía" de muchas personas que "públicamente dicen una cosa y van contando otra en privado", incluso a los medios de comunicación.
Además, ha recordado a los agentes que "nadie de buena fe les va a reprochar que cuenten qué labores les fueron encomendadas durante el tiempo que han sido detectados los seguimientos" porque son actuaciones realizadas "por obediencia" y porque "es una salida honorable" y "el honor tiene mucho que ver con la Guardia Civil".