Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CiU pacta con el PSC la investidura de Mas

El PSC facilitará este jueves al líder de CiU, Artur Mas, su investidura como presidente de la Generalitat absteniéndose en la segunda vuelta. Así lo han acordado representantes de CiU y PSC en una reunión que han mantenido esta tarde, que supondrá que en la próxima legislatura, los socialistas catalanes serán el socio preferente de la federación nacionalista en el Parlament.
Con esta decisión, los socialistas catalanes quieren asegurarse que CiU mantendrá las políticas sociales puestas en marcha por el Govern. Con este objetivo, el PSC asegura que logra uno de sus máximos objetivos, el compromiso de que CiU va a "preservar" las políticas sociales que ha puesto en marcha el tripartito, y también que cualquier iniciativa vinculada a la mejora del autogobierno catalán deberá hacerse con el acuerdo de ambos partidos.
Así, el acuerdo establece que "las reformas del marco estatuario y constitucional se plantearán, si es necesario, desde el consenso, como mínimo" de CiU y PSC. CiU también se compromete a dar continuidad al actual modelo sanitario catalán y también al educativo. En este punto, sobresale el compromiso de ambas fuerzas con el mantenimiento de la inmersión lingüística pese a ser cuestionada por una reciente sentencia del Tribunal Supremo.
El Govern de CiU también asume el compromiso a "seguir asegurando" el mantenimiento de los puestos de trabajo de docentes, Mossos d'Esquadra y personal sanitario para dar respuesta a las necesidades actuales.
Acuerdo basado en 5 ejes
El acuerdo alcanzado entre socialistas y populares consta de cinco ejes: autogobierno, políticas sociales, medidas anticrisis, propuestas a favor de la transparencia y la regeneración democrática, y la búsqueda de acuerdos con agentes socioeconómicos en los grandes temas.
En cuanto a la lucha contra la crisis, la prioridad máxima del nuevo Govern según PSC y CiU, han acordado la celebración de una cumbre sobre la crisis, un compromiso electoral de ambas formaciones.El objetivo es impulsar el Acuerdo Estratégico con los agentes socioeconómicos para acordar con ellos medidas a favor de la internacionalización, mejorar la calidad de la ocupación y garantizar la competitividad de la economía catalana en un contexto de crisis.
En lo que se refiere a medidas para estimular la actividad económica, acuerdan simplificar trámites burocráticos para la creación de empresas, más créditos del Institut Català de Finances (ICF) para empresas y autónomos y que la investigación tenga aplicación en las empresas catalanas.
Continuacíon con el espíritu del tripartito
El acuerdo entre ambos partidos también asegura la presencia de la oposición en las negociaciones bilaterales entre el Estado y la Generalitat. Si el tripartito se ha caracterizado por los Pactos Nacionales entre gobierno, oposición y los agentes del sector, ahora CiU se compromete a continuar este espíritu.
Así, los pactos para la Inmigración y la Investigación seguirán "vigentes", y además, CiU se compromete a contar con el PSC si revisa el de Vivienda y el de Infraestructuras, que la federación nacionalista no rubricó. En el de vivienda, CiU se opuso a la cláusula que establecía el alquiler forzoso de viviendas vacías.
Transparencia
El PSC también logra de CiU la voluntad de que el Govern de Mas cooperará con los ayuntamientos catalanes, que se mejorará su financiación y que se hará desde el consenso, y que tras las elecciones municipales se pondrá en marcha el Área Metropolitana de Barcelona, órgano que CiU suprimió a finales de los años 80 y cuya recuperación es una de las reivindicaciones históricas de los socialistas.
En cuanto a medidas de transparencia, PSC y CiU se comprometen a impulsar desde el consenso una Ley Electoral, una "posible" reforma de la CCMA y medidas para dar fe que los cargos electos no se enriquecen durante sus funciones, uno de los compromisos electorales de José Montilla.