Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chávez desfila por la alfombra de la Mostra invitado por Oliver Stone

Oliver Stone y Hugo ChávezReuters
El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, se ha convertido en el protagonista de la Mostra de Venecia, donde ha desfilado por la alfombra roja antes de la proyección oficial del documental 'South of the Border', de Oliver Stone, algo que, ha afirmado, servirá para "poner al sur ante Europa y el mundo".
Parafraseando a Mario Benedetti, Chávez ha destacado la necesidad de demostrar que el sur también existe y ha afirmado el documental que Stone ha realizado sobre su figura, presentado este lunes en la 66 edición del Festival de Venecia, una oportunidad para lograrlo.
"Es una buena forma de rendir tributo a la resistencia latinoamericana" y llega en "un buen momento" por los cambios que se están produciendo en la región, ha explicado el presidente venezolano.
Alabanzas mutuas

Se está produciendo "un renacimiento en América Latina y Stone lo ha captado con su cámara y su genio. Es muy bonito", ha afirmado Chávez del documental del que es protagonista en uno de los muchos momentos de su paso por la glamourosa alfombra roja veneciana en que se ha detenido para atender a la prensa.
El documental que protagoniza el líder venezolano ha sido presentado fuera de concurso en Venecia. En el Oliver Stone hace una loa a la labor de Chávez y de otros presidentes de Sudamérica: Cristina Fernández (Argentina); Evo Morales (Bolivia); Luiz Inácio Lula da Silva (Brasil); Fernando Lugo (Paraguay); Rafael Correa (Ecuador), y Raúl Castro (Cuba).
El trabajo de Stone ha sido recibido en Venecia con división de opiniones, y mientras unos lo alaban por la necesidad que hay de contrarrestar las críticas que el venezolano ha recibido tradicionalmente desde Estados Unidos, otros consideran que se trata de un retrato demasiado positivo de Chávez.