Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chacón no descarta enviar más tropas a Afganistán

Carmen Chacón en una reunión de la OTANReuters
La ministra de Defensa, Carme Chacón, ha iniciado una visita sorpresa a las tropas españolas desplegadas en Afganistán en el marco de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF). Se trata de un viaje de dos días de alto contenido político, ya que la titular de Defensa se reunirá también con el presidente del Gobierno del país asiático, Hamid Karzai, y con sus ministros de Defensa e Interior.
Chacón ha afirmado a su llegada a Afganistán que "si la seguridad lo requiere, yo seré la primera que acuda al Parlamento para pedir refuerzos". España cuenta con 450 militares desplegados en el país con motivo de preservar la seguridad de las elecciones presidenciales del próximo 20 de agosto.
¿Paz para reconstruir?
Mientras, el Gobierno afgano hacía pública una buena noticia para los militares españoles. Gracias a la mediación de ancianos tribales, el Ejecutivo ha pactado una tregua con los líderes talibán en Badghis. Sin embargo, el Ministerio del Interior afgano ha informado horas después de que "enemigos de la paz y la estabilidad", término empleado con frecuencia por Kabul para definir a los talibán, habían llevado a cabo una emboscada contra policías en Badghis. Dos insurgentes han muerto y dos policías resultaron heridos en el incidente, precisó el Ministerio.
Se trataba de la primera tregua en medio de la escalada de violencia que sufre el país ante las elecciones presidenciales, y este tiene lugar en la zona donde trabajan las tropas españolas. El contingente español dirige precisamente un Equipo Provincial de Reconstrucción (PRT) en Qala-i-Naw, en esta provincia.
El control de la información
Por otro lado el Ejército estadounidense ha decidido no dar a conocer el número de combatientes talibán muertos en cada operación militar por su "escasa relevancia" en la situación social del país. Así lo explicaba el principal portavoz de la coalición aliada, el contraalmirante Gregory Smith.
"Precisar el número de insurgentes muertos tiene escasa relevancia sobre las vidas de los afganos", ha declarado Smith. El militar ha explicado el cambio en la política informativa: "nuestras operaciones no están destinadas a matar enemigos, por mucho que ese sea el resultado en última instancia, sino para dar a la gente la oportunidad de reconectar con un gobierno oficial y para que reconstruyan sus vidas".