Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carrascosa, condenada a 14 años de prisión

El juez del estado de Nueva Jersey Donald Venezia condenó hoy a 14 años de cárcel a María José Carrascosa, la española encarcelada en Estados Unidos desde 2006 por un conflicto relacionado con la custodia de la hija que tuvo con un estadounidense.
Carrascosa, que ha acudido esposada y con el traje verde de uniforme de presa, ha escuchado entre lágrimas al juez decir que su caso era "una auténtica desgracia. Se trata de un caso de odio y venganza que ha creado usted, quien ha considerado a su hija una mera propiedad, una pieza en el tablero de ajedrez. Entérese: el juego se ha acabado".
El juez ha dicho también a María José, que esa sentencia, "es lo que merece por arrancar a su hija de sus propios brazos y de los brazos de su ex marido".
Antecedentes
La española, de 44 años y abogada de profesión, estuvo casada con Peter Innes entre 1999 y 2004, y su hija, que vive en la región española de Valencia junto a sus abuelos, nació en abril de 2000.
Carrascosa decidió en 2005 llevarse a España a la hija que tuvo con Innes y, desde entonces, se ha negado a devolver a EEUU a la niña, por lo que se ha visto envuelta en una compleja situación legal, que se ha ido complicando con el tiempo y en la que existe un conflicto de jurisprudencias entre la española y la estadounidense.
Carrascosa siempre ha defendido su decisión de viajar a España con su hija, porque quería huir de Innes, a quien acusó de maltratarla y de haberla intentado envenenar lentamente con el supuesto objetivo de quedarse con su patrimonio, según dijo ella durante el juicio.
El proceso se inició cuando el 23 de agosto de 2006 la Corte Superior de Nueva Jersey decidió, a petición de Innes, que en el plazo de diez días la madre debía entregarle a la niña.
Como Carrascosa estaba esas fechas en Estados Unidos, ese tribunal de Nueva Jersey le retiró el pasaporte y le prohibió abandonar el país, con lo que, ante la imposibilidad de regresar a España y entregar a su hija en el plazo establecido, María José se ocultó para tratar de evitar su encarcelamiento, hasta que fue detenida el 21 de noviembre de 2006.