Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cariño y reconocimiento al héroe sin capa: Ignacio Echeverría

Sobrevolando las nubes ahí arriba, con su patinete, mientras aquí abajo recibe el aplauso y el cariño de la gente por intentar salvar a una desconocida usando a su compañero inseparable como arma. Un grande con monopatín, como lo bautiza José María Nieto.

Un país que hoy se siente muy cerca de él, de Ignacio Echeverría, un valiente. Porque, como nos dice Malagón en su viñeta, no todos los héroes llevan capa, algunos van en patinete.

Porque la imagen de ignacio ya siempre estará unida a su tabla de skate. A eso y a su nobleza, a su calidad humana que hoy destacan allá por donde estuvo. En las rozas vivió casi toda su vida, en As Pontes nació y en Comillas pasó los veranos de su vida.

Y esos recuerdos, ese apoyo, esas palabras de ánimo, han reconfortado a la familia. Sus hermanos en Londres lo agradecían desde el corazón.

Un cariño en forma de silencio, en forma de aplausos, en forma de viñetas, que homenajean al mejor de los héroes, al que no lleva capa.