Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nuevas víctimas del 'hacker de las estrellas'

Cara Delevingnecuatro.com

Es la tercera vez que se vuelven a filtrat en la red fotos personales de famosos, algunas de ellas de carácter íntimo. En concreto, se han difundido medio centenar de fotos de la actriz Jennifer Lawrence, perjudicada por segunda vez. Entre otras víctimas figuran la modelo Cara Delevingne y las actrices Anna Kendrick, Alexandra Chando, Brook Burns, Kelli Garner y Lauren O'Neil. También han sido robadas fotos de la campeona olímpica de voleibol, Misty May-Treanor.

Ésta es la tercera filtración de fotos comprometidas publicadas en la red, donde aparecen la supermodelo Cara Delevingne, el ex jugador de voleibol Misty May Treanor, la modelo Carly Foulkes y la presentadora de televisión Brook Quemaduras como víctimas. 

Jennifer Lawrence fue la principal víctima de la primera filtración, así como la modelo Kate Upton y Kirsten Dunst.
En la segunda infracción, que se produjo el pasado fin de semana, Gabriell Union, Amber Heard, Rihanna y Kim Kardashian fueron los que sufieron la invasión de su privacidad. Esta vez Cara Delevingne y Anna Kendrick son las supuestas víctimas, aunque aún no han sido publicadas las fotos.
La portavoz del FBI, Laura Eimiller,  dijo a la CNN:  'El FBI está al tanto de los alegatos relativos a las intrusiones informáticas y la liberación ilegal de material que involucra individuos de alto perfil, y está abordando el asunto. Cualquier comentario adicional sería inapropiado en este momento. "
Por su parte, la empresa Apple, tras investigas su sistema ICloud, dijo en un comunicado "Después de más de 40 horas de investigación, hemos descubierto que ciertas cuentas de celebridades fueron comprometidas por un ataque muy específica sobre los nombres de usuario , contraseñas y preguntas de seguridad, una práctica que se ha vuelto muy común en Internet".