Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las Cajas de Ahorros proponen aumentar la edad de jubilación a los 70 años

La Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) propone un aumento gradual de la edad de jubilación hasta los 70 años de edad para garantizar el futuro del sistema de pensiones en España, según el informe "La reforma de la Seguridad Social".
En dicho informe, incluido en el boletín económico de mayo-junio de Funcas, la fundación de las cajas aboga por una reforma "profunda" de las cotizaciones a la Seguridad Social, cuyo coste podría ser compensando con un "moderado" aumento de los tipos del IVA.
Además, defiende una pensión pública máxima con valores que se revisen anualmente con el Índice de Precios de Consumo (IPC) y el cálculo de las prestaciones teniendo en cuenta las cotizaciones efectuadas durante 20 ó 25 años de vida laboral.
También recomienda una vuelta a los incentivos fiscales anteriores a la reforma del IRPF de 2006, para las aportaciones a los planes de pensiones complementarios.
Un plan para las pensiones
Según FUNCAS, estas propuestas no significan una "enmienda a la totalidad" del Pacto de Toledo, sino "todo lo contrario", ya que, sin las reformas que propone, el sistema de pensiones podría tener "serios problemas de sostenibilidad", pero si las aplica, la Seguridad Social podría afrontar sin "mayores problemas" los cambios futuros.
Destaca que, entre los problemas actuales del sistema de pensiones, la edad de 65 años establecida hoy para la jubilación no tiene en cuenta que la esperanza de vida, que ha pasado de 73 años en 1975 a 82 en la actualidad, lo que implica que el periodo de "vida media pensionable" ha aumentado más de nueve años y lo hará más en el futuro.
Aumentar la vida laboral gradualmente hasta los 70 años "no parece incompatible con las condiciones actuales de salud" y menos lo será en el futuro, añade.