Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Caja Duero y Caja España aprueban la propuesta de fusión

Caja Españacuatro.com
El consejo de administración de Caja España aprueba por unanimidad la propuesta conjunta con Caja Duero elaborada por la comisión negociadora en las reuniones mantenidas recientemente en Tordesillas (Valladolid).
La denominación social de la nueva entidad será Caja España de Inversiones, Salamanca y Soria, Caja de Ahorros y Monte de Piedad. La sede social, la presidencia y los órganos de gobierno se ubicarán en León, sede de Caja España, mientras que la sede de la Dirección General se ubicará en Salamanca. Para acometer el proceso, pedirán 562 millones al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).
En cuanto a los servicios centrales, se distribuirán entre las dos entidades, de manera que a Caja España le corresponderán las áreas de Riesgos, Financiera, Gabinete de Integración y Relaciones con el Banco de España, Logística y Desarrollo Organizativo.
Los departamentos de Negocio, Planificación y Control, Participadas, Obra Social, Comunicación y Relaciones Institucionales e Informática serán para Caja Duero.
La octava caja de ahorros
El Consejo de Administración de Caja Duero ha ratificado el principio de acuerdo de fusión con Caja España gracias a 13 votos a favor, 3 en contra y la ausencia de uno de sus integrantes, Francisco Rubio. Este último no ha podido asistir pero ha apoyado la iniciativa a través de un comunicado. Asimismo, según el presidente de Caja Duero, Julio Fermoso, esta decisión es "un paso más" para posibilitar el acuerdo entre las dos entidades de ahorro "ir constituyendo la séptima caja de ahorros de España".
Se debe tener en cuenta que la marca comercial se unificará en el plazo de dos años, periodo durante el que convivirán las marcas existentes. Así, la nueva marca será acordada por ambas partes una vez finalizados los estudios "pertinentes" que se encarguen, ha añadido Fermoso.
Por otro lado, respecto a las diferencias entre las comisiones de ambas entidades que provocó que anteriormente "se rompiesen las negociaciones", Fermoso ha señalado que entonces no se alcanzaron las condiciones que había solicitado el Consejo de Administración. Sin embargo, en esta ocasión, tras "ceder las dos partes", sí se han dado las claves para que se siguiese adelante con el proceso.
De la fusión de estas cajas castellanas surgirá la octava caja del país, con más de 45.000 millones de euros en activos.