Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas dará una prórroga de un año a España para corregir el déficit

Bruselas dará a España hasta el año 2013 para reducir el déficit al 3 por ciento del PIB. La Comisión Europea estima que el Gobierno ha tomado "medidas eficaces" para dejar el déficit por debajo de ese límite del 3 por ciento del Producto Interior Bruto, como la subida del IVA prevista para el año que viene, pero que la crisis es peor de lo previsto.
Entre las medidas que adoptará el Gobierno español para rebajar este déficit, según el plan de reequilibrio que ha remitido la vicepresidenta económica Elena Salgado, se encuentran la reducción de los organismos públicos o la aprobación de planes de austeridad para todos los Ministerios.
No obstante, la Comisión exigirá a España un fuerte ajuste presupuestario anual del 1,75 por ciento del PIB durante el periodo 2010-2013, en lugar del 0,5 por ciento que preveía hasta ahora el Pacto de Estabilidad (PEC).
El brazo ejecutivo de la Unión Europea también recomendará que Italia se apriete el cinturón pero tendrá hasta 2012 para hacerlo. Dos años más, en el 2014, será el plazo del que dispondrá Reino Unido para rebajar su déficit por debajo del 3 por ciento del PIB.
No más subidas de impuestos
La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, ha afirmado que el Gobierno no tiene previstas nuevas subidas de impuestos más allá de 2010 para corregir el déficit público y situarlo por debajo del límite del 3 por ciento del PIB que exige el PEC.
Salgado ha reiterado que el año extra que la Comisión dará a España permitirá realizar el ajuste presupuestario "con un poco más de holgura".
La vicepresidenta admitió que la corrección del déficit exigirá un esfuerzo muy importante y "tener una administración más eficiente".
No obstante, ha resaltado que "una buena parte de nuestro déficit es un déficit cíclico", es decir, que "la salida de la situación de crisis económica en sí misma va a implicar una reducción del déficit puesto que los ingresos se incrementarán por efecto del incremento de actividad".