Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Bolsa sube un 3,57 por ciento y supera los 8.700 gracias a la banca y a Wall Street

La bolsa de MadridReuters
La Bolsa española subió este jueves el 3,57 por ciento y logró superar el nivel de los 8.700 puntos, que no alcanzaba desde enero, gracias a la gran banca y al mercado estadounidense, que abrió al alza aupado por datos macro y empresariales positivos.
En una jornada semifestiva -es Jueves Santo-, el principal indicador de la bolsa española, el Ibex-35, sumó su cuarta jornada de alzas y avanzó 300,10 puntos, hasta 8.704,80 unidades, en tanto que el Índice General de la Bolsa de Madrid ganó 32,97 puntos, hasta 915,27 unidades.
De esta forma, el selectivo logró cerrar su quinta semana consecutiva de subidas, con un repunte del 4,63 por ciento.
Europa también cierra al alza
En Europa, con el euro a 1,31 dólares, todas las plazas principales cerraron al alza: París subió el 1,82 por ciento; el índice Euro Stoxx 50, el 2,79 por ciento; Fráncfort, el 3,06 por ciento; Milán, el 2,77 por ciento; y Londres, el 1,48 por ciento.
La Bolsa española comenzaba la sesión con optimismo, animada, al igual que el resto de mercados europeos, por el cierre en positivo ayer de la Bolsa de Nueva York.
El buen espíritu inversor no desaparecía ni tras conocer el boletín mensual del BCE, que confirmó que la economía mundial experimenta una "acusada desaceleración" y que la demanda será "muy débil" en 2009.
Subida de tipos en Inglaterra
El anuncio del Banco de Inglaterra de mantener los tipos de interés en el 0,50 por ciento tampoco tuvo mucho impacto en el mercado, que ya había descontado esta decisión.
Las noticias empresariales, sin embargo, sí estimularon a las plazas europeas, ya que elevaron ligeramente sus ganancias tras conocer que la entidad holandesa ING venderá activos no estratégicos por hasta 8.000 millones de euros y que el Gobierno alemán ofrecerá a los accionistas de Hypo Real State 1,39 euros por título para hacerse con la compañía en abril.
La euforia inversora aumentó con las subidas de los futuros estadounidenses gracias a los datos del déficit comercial, que descendió un 29 por ciento hasta los 25.965 millones de dólares -por debajo de las previsiones de los expertos de 36.000 millones- y las solicitudes semanales de subsidio por desempleo, también inferiores a lo previsto.
Sector financiero
El anuncio de Wells Fargo de que espera cerrar el primer trimestre del año con un beneficio de 3.000 millones de dólares determinó la apertura al alza de Wall Street, empujada sobre todo por los valores del sector financiero.
Así las cosas, el repunte del crudo Brent, de referencia en Europa, que llegó a cotizar por encima de los 53 dólares, no fue suficiente para desanimar a unos inversores ávidos de compras.
De los pesos pesados del selectivo español, el Banco Santander y BBVA lideraban las subidas, con alzas del 8,67 por ciento y el 10,20 por ciento respectivamente, mientras que Telefónica subió un 0,40 por ciento; Repsol YPF, un 2,99 por ciento e Iberdrola, un 1,42 por ciento.
BBVA también lideró el verde del Ibex, seguida del Banco Popular, con un 9,35 por ciento, y el Santander.
Subidas y pérdidas
En el lado contrario, Red Eléctrica encabezó las pérdidas del selectivo con un retroceso del 2,52 por ciento junto a Abengoa, que cayó el 0,97 por ciento, y el resto de las eléctricas.
En el mercado continuo destacó la subida del 17,03 por ciento de Antena3, animada por las posibilidades de negocio de la TDT de pago tras el anuncio de ayer del Ministerio de Industria, algo que también impulso a Telecinco, que cerró con un alza del 6,90 por ciento.
En el otro extremo, al frente de las pérdidas estuvieron las inmobiliarias Metrovacesa y Realia con descensos del 2,61 por ciento y el 1,95 por ciento, respectivamente.
La rentabilidad de la deuda española a largo plazo repitió cotización en el 4,13 por ciento; mientras que el efectivo negociado en el mercado continuo ascendía a 2.144 millones de euros, de los que algo más de 530 correspondieron a BBVA y 489 a Santander.