Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Blanco califica de "deslealtad al Gobierno" la visita de Aznar a Melilla

Tranquilidad en Melilla tras una ligera protestaCuatro/CNN+
En pocas horas la situación en la frontera de Melilla ha cambiado completamente. Despedimos el martes con la amenaza del bloqueo y amanecemos con el anuncio de una tregua, temporal pero tregua. Las aguas estarán calmadas hasta el 9 de septiembre, hasta que termine el ramadán.
Los camiones de áridos y materiales de construcción han empezado a pasar a Melilla desde Marruecos a partir de la medianoche, después de que los activistas de la Coordinadora de la Sociedad Civil del Norte de Marruecos hayan decidido posponer el inicio de los bloqueos de suministros.
La Coordinadora de la Sociedad Civil del Norte de Marruecos ha anunciado a los periodistas esta decisión pasadas las 23.00 horas, con la llegada de seis camiones al puesto fronterizo de Beni-Enzar, donde se han quedado en fila bloqueados en tierra de nadie por la concentración que han llevado a cabo los activistas.
Una veintena de ellos se han subido encima y han gritado "No al racismo" mientras enarbolaban banderas marroquíes. Casi 45 minutos después, en torno a las 00.00 horas del miércoles, los activistas han permitido el paso de los camiones a Melilla.
Incertidumbre para el resto del día
No obstante, han informado de que a partir de las 7.00 horas de este miércoles no van a dejar pasar a ningún camión hasta el domingo, impidiendo así el suministro de pescado, fruta, verdura y materiales de construcción hacia Melilla. De momento, no hay ninguna incidencia y la tregua parece efectiva.
Durante la concentración, los activistas han vuelto a colocar los fotomontajes de las mujeres-policía y han ondeado banderas marroquíes delante de los policías españoles en claro gesto de provocación.
A pesar de estos actos, el tráfico de peatones y vehículos por el paso de Beni-Enzar se ha desarrollado con normalidad y sin problemas de retenciones.
Aznar visita Melilla
Con este clima, el ex presidente del Gobierno, José María Aznar, ha realizado una visita al perímetro fronterizo de Melilla con Marruecos a primera hora de esta mañana, según fuentes cercanas al ex presidente.
Aznar ha llevado a cabo el recorrido justo a la salida del aeropuerto, tras aterrizar en Melilla. Desde allí se ha dirigido al puesto fronterizo Beni Enzar, donde ha mantenido una conversación con guardias civiles y policías. El ex jefe del Ejecutivo llegó posteriormente a la sede del Gobierno de la Ciudad Autónoma.
Al término de la entrevista ha almorzado con el presidente Imbroda. Aznar se ha desplazado hoy a Melilla con el objetivo de apoyar a los melillenses y a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, según las fuentes consultadas.
La visita del ex presidente del Gobierno se produce tras la realizada por el vicesecretario de comunicación del PP, Esteban González Pons, que afirmó que la situación en la zona es de "máxima tensión" y advirtió de que es "muy fácil" que se produzca un "conflicto".
El Gobierno critica el acto
El ministro de Fomento, José Blanco, ha afirmado que el Gobierno trabaja "en el problema" de la frontera de Melilla, y aseguró que "se va a arreglar de forma inmediata". En rueda de prensa, indicó que se arreglará "a pesar de González Pons, de Rajoy, del PP y del que faltaba ahora, el señor Aznar".
El titular de Fomento manifestó que Aznar "nunca visitó Melilla cuando era presidente", e indicó que ahora "su presencia no ayuda". Además, aseguró que lo que está haciendo José María Aznar "no lo haría ningún ex presidente de un país democrático", para agregar que es "muestra de deslealtad a España".