Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Berlusconi anuncia ayudas para los damnificados por el terremoto

Los miles de damnificados por el terremoto que este lunes sacudió el centro de Italia han afrontado su cuarta jornada de calvario. El número de muertos durante esta jornada ha ascendido a 281. Los equipos de rescate no han logrado encontrar más supervivientes bajo los escombros de los edificios derrumbados.
En medio de este escenario, el jefe del Estado italiano, Giorgio Napolitano, ha pedido responsabilidades a quienes podrían haber evitado esta tragedia y no lo hicieron, "un examen de conciencia sin discriminaciones ni colores políticos". "Hay que ver porqué no han sido activadas las normas indispensables que ya habían sido traducidas en ley y preguntarse porqué no se realizaron los controles necesarios" en una zona de alto riesgo sísmico, ha resaltado Napolitano.
Ayudas
El primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, ha asegurado que la Fiscalía ya está investigando posibles responsabilidades y ha anunciado que el Gobierno destinará un total de 100 millones de euros para asistir a los damnificados.
Además, las familias que han tenido que abandonar sus casas recibirán una ayuda de 400 euros mensuales, que ascenderá a 500 para las personas discapacitadas o mayores de 65 años. Para comerciantes, artesanos y agricultores que hayan tenido que suspender sus actividades productivas se les indemnizará con 800 euros mensuales. El Gobierno italiano también ayudará con las facturas de luz y agua. Se llevará a cabo la suspensión del pago de estas acturas por lo menos durante dos meses.
Sin embargo, uno de los temas que más preocupa a los damnificados es el de las hipotecas. Además de haberse quedado sin casa, muchos de ellos temen ser obligados a seguir pagando igualmente la hipoteca que asumieron por ella. Por eso, el ministro de Economía, Giulio Tremonti, ha enviado una carta a la Asociación Bancaria Italiana en la que ha pedido a los institutos bancarios que se solidaricen con los afectados, suspendiendo el pago de las hipotecas y reduciendo los costes de las operaciones financieras.
Entre tanto, prosiguen las tareas de rescate por parte de los equipos de emergencia con pocas esperazas de encontrar supervivientes.Los funerales se celebrarán este viernes a las 11:00 horas en la plaza de la Escuela de Suboficiales de la Guardia de Finanzas de L'Aquila, donde ha sido instalado el tanatorio de la tragedia. El cardenal secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone, será el encargado de presidir la ceremonia, que al caer en Viernes Santo ha tenido que recibir una autorización especial del Vaticano.